Análisis de Mario Party Superstars

Os traemos nuestro análisis de Mario Party Superstars, un muy buen party game que recupera las bondades de la trilogía original de la saga

0

Habría estado bien ofreceros un repaso a los primeros lanzamientos de Mario Party desde que nació como serie allá en 1998. Lo haría, pero es muy probable que muchos de vosotros no sepáis ni de qué estoy hablando. No por nada, han pasado más de 20 años desde que la franquicia aterrizó, por primera vez, en N64. Depende, claro, de qué edad tengáis o de cuándo os iniciaseis en el mundo de lo videojuegos. En cualquier caso, no es importante. Si queréis un referente más notable, os diría que prestaseis atención a Super Mario Party, juego que surgió en 2018 también para Nintendo Switch.

Es el referente más cercano si buscáis una comparativa más bien directa. No por nada, la idea general es la de siempre: una serie de minijuegos con las cuales disfrutar de una experiencia multijugador amena, entretenida y muy amigable. Eso es Mario Party. Lo dice su propio nombre: es un party game family friendly. Este es el primer aspecto que debéis tener en cuenta, mas no el único. Como nuevo miembro de la subfranquicia, se presenta como una suerte de remake de Mario Party 1, Mario Party 2 y Mario Party 3.

¿Cómo? Muy sencillo: recupera cinco tableros de la trilogía de original. Habrá quienes consideren que viene siendo, más bien, un reciclaje, pero lo cierto es que el lavado de cara es tal que parece —y lo es— un juego completamente nuevo. No debe confundirse, pues, ni con un remake ni con una remasterización. Dicho esto, y sabiendo que disponemos de opciones locales y en línea, podemos comenzar con nuestro análisis de Mario Party Superstars. P.D. Los cinco tableros son: El pastel de cumpleaños de Peach (Mario Party), Isla tropical de Yoshi (Mario Party), La estación espacial (Mario Party 2), Tierra del terror (Mario Party 2) y Bosque boscoso (Mario Party 3).

Análisis de Mario Party Superstars

Análisis Mario Party Superstars
Análisis Mario Party Superstars

Mario Party Superstars es, a grandes rasgos, un party game en donde iremos interactuando con un tablero a través de tiradas de dados, secuencias especiales activadas según qué casilla y minijuegos que irán apareciendo al final de cada ronda. Este sería, resumiendo mucho, el eje principal de un título que no pretende renovar el género o romper con la dinámica de los títulos anteriores. Más bien todo lo contrario: apuesta por lo que sabe que funciona con un buen número de minijuegos bien diferenciados los unos de los otros junto a algunos de los personajes más icónicos de la franquicia.

Todo, como no podía ser de otra forma, mediante una perspectiva muy family friendly en la que cualquiera de las alternativas está claramente diseñada para todas las edades. Sabiendo esto, podemos hablar más profundamente de todos y cada uno de los modos de juego y/o de las diversas opciones que nos ofrece. Empecemos, pues, por el más importante de todos: Mario Party.

Mario Party

Análisis Mario Party Superstars

Es el modo de juego principal. Al entrar, un simpático Koopa nos preguntará si sabemos de qué va la cosa, introduciendo (o no) un escueto tutorial bastante bien redactado. Tampoco es que fuera muy complicado —el juego es sencillo—, pero ahí está. Tras esto, nos pregunta si queremos empezar una nueva partida o continuar con algún tablero anterior (si es que tenemos alguno pendiente). Supongamos que es nuestra primera partida. Comenzamos eligiendo personaje (entre Mario, Luigi, Peach, Daisy, Wario, Waluigi, Yoshi, Estela, Donkey Kong y Birdo) y rivales.

Y llega aquí la gran pregunta: ¿Podemos jugar en una sola consola? La respuesta es sí. Mario Party Superstars, antes de arrancar, nos pregunta si vamos a jugar en modo offline, en multijugador entre varias consolas o en línea. Las dos últimas se explican solas, pero la primera nos permite invitar hasta a 3 amigos (siempre y cuando tengamos mandos suficientes) a la experiencia. Es, sin duda, un elemento imprescindible para que un título de tales características funcione adecuadamente. Sabiendo esto —disculpad la interrupción— podemos continuar. Supongamos que hemos elegido Mario Party, estamos jugando solos y que ya hemos elegido tanto a nuestro personaje como al de los tres adversarios controlados por la CPU.

Toca elegir su dificultad entre las 4 disponibles. ¿Hecho? Genial, pues ahora debemos decidir entre unos de los 5 escenarios previamente expuestos teniendo en cuenta que cada uno tiene su propia dificultad. ¿Hecho? Perfecto, pues toca rematar la faena eligiendo número de rondas (10, 15, 20, 25 o 30, aumentado así la duración), si queremos estrellas de bonificación o no (hace que dependamos más de nosotros mismos), las ayudas (tutoriales) antes de cada minijuego y la desventaja (podemos hacer que alguien empiece con más estrellas). ¿Hecho? Pues, sin más, decide si prefieres que aparezcan minijuegos de N64, de GameCube, de habilidad, de acción, para toda la familia o de todo tipo.

¿Cómo se juega a Mario Party Superstars?

Análisis Mario Party Superstars
Análisis Mario Party Superstars

Llegados a este punto, habrá ciertos conceptos que, tal vez, os hayan resultado… extrañas. No hay problema. Os lo explico. Como ya hemos dicho con anterioridad, Mario Party Superstar es un juego de tablero. La idea es sencilla: al final de cada ronda, habrá un minijuego. El ganador obtendrá cierto número de monedas con las cuales comprar objetos para aumentar nuestro rendimiento y/o adquirir estrellas (sin monedas no hay estrellas). Todo mientras nos movemos por el tablero usando dados. Así una y otra vez. En resumidas cuentas, gana quien más estrellas consiga, nos movemos por el tablero a través de dados y podremos obtener ventajas gastando las monedas que vayamos consiguiendo mientras jugamos. Y eso es todo.

Toca partirnos el lomo contra nuevos enemiamigos y disfrutar de la experiencia. Los nuevos jugadores no tendrán ningún problema a este respecto, mientras que los veteranos de la franquicia tendrán que decidir si la nostalgia pesa más que el reciclaje de escenarios y minijuegos. En mi caso, apenas probé los originales, así que para mi todo es nuevo. ¿Queréis mi sincera opinión? He disfrutado como un enano de la experiencia y se la recomendaría a casi cualquier tipo de jugador, aunque ese es otro tema. Me estoy desviando. Quiero hablaros de los minijuegos, siendo estos bastante divertidos, cada uno a su manera.

¿Han elegido los mejores? Pues de eso no puedo hablaros, porque es un tema tan subjetivo qué… Lo que sí puedo deciros es que, en líneas generales, considero que la lista es bastante redonda y que ofrece la suficiente diferenciación como para considerar que cada uno es único a su modo. Mayormente muy cortitos, habrá todo tipo de pruebas que pondrán en entredicho nuestras capacidades motrices y nuestra toma de decisiones in game. ¿Lo malo? Que aunque seamos los mejores, algunos de los factores RNG  del título hacen que algunas de nuestras victorias o derrotas se sientan injustas; la desarrolladora no ha encontrado el equilibrio entre el valor de los minijuegos y la obtención de estrellas.

Monte Minijuegos

Análisis Mario Party Superstars

Y llegados a este punto, nos gustaría hablaros del Monte Minijuegos, una excelente opción si no os apetece completar un tablero entero y simplemente queréis jugar a vuestro reto favorito dejando a un lado el azar o la suerte. Es, como poco, una herramienta indispensable que, en realidad, debería formar parte del catálogo de cualquier party game. Gana especial utilidad cuando le damos caña con otras personas. No tiene mucho misterio, pero ofrece una alternativa mucho más directa que el modo Mario Party. Es más, es de los que más he disfrutado puntuando las rondas en función del número de victorias al, por ejemplo, mejor de 10. Es el sistema más justo.

De hecho, son un buen reflejo de otro elemento bastante importante: la estética. Mario Party Superstars se ve bastante bien. No es una locura gráfica, pero las texturas están a la altura. Es un videojuego bastante sólido que, sin ser un verdadero escándalo, nos ofrecen una buena remesa de texturas. La banda sonora, por cierto, es bastante decente. Es por todo esto que hemos mencionado que, aunque habría quienes pudiesen decir que es un remake, hemos creído conveniente catalogarlo como un nuevo lanzamiento que, simplemente, rescata elementos de los tres primeros juegos de la franquicia.

Casa de la Amistad: online y rendimiento

Análisis Mario Party Superstars
Análisis Mario Party Superstars

Aquí, sin andarnos por las ramas, podremos jugar en línea a cualquiera de los 100 minijuegos disponibles o a través del sistema de tableros. La pregunta es… ¿Funciona bien? Pues la verdad es que sí. Aquí, Nintendo ha sabido dar con la tecla y ha ofrecido una buena experiencia multijugador en donde el rendimiento y la tasa de frames por segundo es tan estable como su conexión, siendo ambas bastante buenas. Es, creo, uno de los títulos que mejor funciona en ese ámbito. Podemos considerar, por lo tanto, que la calidad técnica de Mario Party Superstars corresponde a las de un gran lanzamiento de la empresa nipona. Sobre la posibilidad de jugar con amigos o desconocidos, podremos hacer ambas a través de una especie de salas privadas o mediante códigos abiertos.

Tienda de Toad, Casa de las Opciones y Casa de los Datos

Análisis Mario Party Superstars

Sin llegar a ser irreverentes, son las modalidades menos destacadas. Es más, no son ni modos. La Tienda de Toad, por un lado, nos permite adquirir complementos cosméticos, piezas musicales, etc. a través de las monedas que vayamos acumulando mientras jugamos. La Casa de las Opciones, tal y como indica su propio nombre, son los ajustes. Sin más. La casa de Datos, para terminar, nos permite personalizar nuestra tarjeta de jugador, consultar nuestros logros y estadísticas, etc. Son elementos complementarios que, si bien no necesarios, cumplen una labor interesante y que no molesta en lo más mínimo.

Conclusiones

Análisis Mario Party Superstars
Análisis Mario Party Superstars

Mario Party Superstars es un buen juego tanto en su carácter individual como dentro del espectro de los Mario Party y los party game. Entretenido y divertido, ofrece lo que muestra. Es sincero con su contenido, aunque podría ser algo repetitivo si siempre jugamos solos; está pensado para disfrutar de una experiencia multijugador, ya sea de una forma u otra. Se puede disfrutar solo, pero pierde gran parte de su encanto. Tiene buenas opciones de personalización, es adapta con gran habilidad a nuestras necesidades y, en líneas generales, cumple con los estándares de calidad de rendimiento, apartado técnico, online y contenido. Un juego notable que cumple de forma bastante notable con su función.

Análisis de Mario Party Superstars. Clave de juego para Nintendo Switch cedida por Nintendo España.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments