Análisis de Super Bullet Break

En nuestro análisis de Super Bullet Break os hablamos de un peculiar juego de estrategia y construcción de mazos con estética anime.

0

Sorpresa interesante. Así resumo mi análisis de Super Bullet Break. No cambiará el mercado ni marcará un antes ni un después, pero el trabajo de BeXide y PQube no está mal. Nada mal. Sincero y directo, ha sido muy claro en todas y cada una de sus promos. Eso nos gusta. La campaña publicitaria ha sido transparente. Es por eso mismo que no podemos decir nada malo sobre su puesta en escena.

¿Queréis salvar el mundo de los videojuegos a través de un roguelite de construcción de mazos y estrategia protagonizado por tópicos nipones? Pues Super Bullet Break es vuestro juego, aunque esconde más. Mucho más. Sobre todo si tenemos en cuenta que su precio de venta es de unos 20 euros, aproximadamente.

Por si os interesa, está disponible en Nintendo Switch, plataforma en la que hemos jugado nosotros, Steam y PlayStation 4. De hecho, Selecta Play ha publicado una edición física del juego para Nintendo Y PS4, incluyendo una ed. coleccionista con libro de arte oficial. Dicho esto, empezamos.

Análisis de Super Bullet Break

Super Bullet Break arranca de manera muy particular. En lugar de sobrepasar un menú de inicio en el que configuramos nuestra partida, empezamos con la imagen de una pantalla. Más concretamente, la de nuestra consola virtual dentro de nuestra plataforma de juego. Ahí, sin previo aviso, recibimos un mensaje. Mediante este, una misteriosa persona llamada Nayuta nos explica que necesita nuestra ayuda para salvar el mundo de los videojuegos.

Según cuenta, unas extrañas IAs autoconscientes llamadas Singulalady y sus esbirros, los Errores, han bloqueado todos y cada uno de los juegos del mundo. Proceden de un juego llamado Bullet Break y están dirigidos por algo o alguien, pero no sabemos cómo ni por qué. Sabiendo esto, Nayuta nos pide que le ayudemos a resolver el problema entrando en los juegos bloqueados a través de una configuración especial.

Así empieza nuestra aventura con Akari, Hikaru y Sumire, tres grandes jugadoras que reciben la misión de salvar los videojuegos. Incrustándolas a través de un tutorial muy bien llevado, el juego nos ofrecerá una narrativa simplona, pero divertida, que parodia con gran acierto algunos de los estigmas y tópicos más propios del anime y los videojuegos basados en este.

Super Bullet Break es un deckbuilder simpático, pero complejo

Análisis de Super Bullet Break
Análisis de Super Bullet Break | Las Singulaladys son personajes principales del juego en cuestión que estamos salvando a las que se les ha modificado la personalidad.

Con gran simpatía, nos ofrece resolver los problemas del mundo con tres estilos de juego diferentes a través de un sistema de creación de mazos y estrategia al más puro estilo roguelite. Lo hace muy bien, todo sea dicho, ya que, aunque puede parecer un juego especialmente sencillo, lo cierto es que hay un alto grado de profundidad en su concepto.

Como jugadores, disponemos de una serie de cartas llamadas Bullets. Cada una de estas Bullets, o Balas, están representadas por un monstruito kawaii o una chica tipo anime con una serie de características, parámetros y clases. Como jugadores, podremos construir y modificar nuestro propio mazo a través de 7 mapas únicos, a cada cual más complicado que el anterior, en runs cada vez más largas y complejas.

Hablamos, por lo tanto, de una suerte de Slay the Spire muy simpático y directo en donde toda la acción gira en torno a la construcción de mazos, los combates que libraremos con estos mismos y los eventos que podremos presenciar. Lo curioso es que, como nuestras protagonistas conocen los juegos, encontraremos situaciones muy particulares al observar como los Errores y Singulaladys han modificado la personalidad de las protagonistas de esos juegos.

Ir directo al grano como estrategia

Análisis de Super Bullet Break
Análisis de Super Bullet Break | Arriba, la barra de turnos. Abajo, nuestra salud, el coste (en azul) de las cartas, su daño y sus habilidades. En el centro, los enemigos. Hay máximo 5 por combate y algunas Balas golpean en varias posiciones de manera simultánea.

Vale, pero ¿y cómo funciona? Entendemos que estos primeros párrafos sirven un poco como presentación. Somos conscientes de que no hemos hablado demasiado de la narrativa, por ejemplo, pero lo cierto es que esta tiene más bien poca importancia. Aunque hay una historia y un trasfondo, lo cierto es que Super Bullet Break no destaca ni por el guion ni por el argumento. Si bien es cierto que es entretenido, tampoco ofrece una trama especialmente potente.

Esto no quiere decir que no nos haya gustado. Simple y llanamente, no es su fuerte. Lo bueno es que viene con textos en español, y esto es algo que siempre valoramos muy positivamente. En general, la traducción es buena, aunque algunas erratas menores. Según hemos podido saber, ya están trabajando en su corrección, así que este apartado mejorará con el siguiente parche.

Más allá de eso, Super Bullet Break sabe cuál es su objetivo y va directo al grano. Eso nos gusta, puesto que no nos entretiene demasiado. Es más, si queremos saber más sobre la historia, podemos hacerlo leyendo los mensajes y conversaciones que recibamos en nuestra consola. En caso contrario, podemos ir al grano.

Análisis de Super Bullet Break | Un mapa, un mazo y una misión

Análisis de Super Bullet Break
Análisis de Super Bullet Break | El mapa se divide en zonas. Los monstruos son combates, las ciudades son eventos, las cajas son drops aleatorios. También hay carros de la compra que simbolizan tiendas.

Y este se define por una suerte de mapa en donde podemos ver la ruta completa de cada nivel desde el principio. De esta manera, podemos ir eligiendo dónde queremos ir y cómo queremos gestionar nuestra estrategia: luchando siempre que sea posible, visitando la tienda, viendo eventos que nos puedan ofrecer recompensas, etc. Esto es algo que Super Bullet Break hace bastante bien.

Sobre los combates, cuando nos introducimos en uno de los combates opcionales o nos toca partirnos la cara con un jefe final, son muy sencillos, pero también muy complejos. Las mecánicas son fáciles, pero dominar el sistema exige comprensión. A grandes rasgos, en la parte superior de la pantalla nos aparecerá una barra que indicará de cuántos movimientos (es algo así como nuestro cargador) disponemos.

Cada bala consumirá una cantidad determinada de esos movimientos, pudiendo utilizar muchas —o muy pocas— balas según nuestra estrategia. Es un sistema de energía bastante interesante, la verdad, ya que podemos llegar a hacer combos muy locos si gestionamos bien nuestra mano y construimos adecuadamente nuestro mazo.

Un sistema de Balas (cartas) muy interesante

Análisis de Super Bullet Break
Análisis de Super Bullet Break | Cada Bala está representada por un tipo de personaje con sus habilidades, parámetros y clases propias.

Esta segunda parte es muy importante, porque cada Bala tendrá sus propios tipos, características y habilidades. Por ejemplo, Marcel es un personaje con la habilidad Explosión 1. Es decir, que gana daño en función de las cartas que usemos antes que ella. Tiene un coste de 5 puntos, ataca a un solo enemigo (de 5) y pertenece a las clases Monochrome, Torre, Independientes, Magia Negra y Ojo Demoníacos.

Esto es muy importante, porque hay Balas que potencian a otras cartas de ciertas clases. También varían su coste. Las hay, inclusive, que nos permiten obtener armadura y defensa, regeneración de salud por turnos, robo de vida, etc. Hay un montón de opciones. Lo bueno es que, además de disponer de 160 Balas diferentes, cada juego tiene las suyas propias. Al final, tenemos que rescatar 7 videojuegos diferentes, por lo que hay 7 mapas distintos con sus propias características.

Esto nos impide establecernos en una zona de confort concreta conforme vamos avanzando. Además, cada personaje tiene sus propias características; no es lo mismo jugar con Hikaru que con Sumire o Akari. Esto le da gran variabilidad. Y aunque pueda parecer corto, os avisamos de que la curva de dificultad escala gradualmente —de forma adecuada— hasta convertirse en un verdadero infierno de la estrategia… En el buen sentido.

La magia de la sencillez

Análisis de Super Bullet Break
Análisis de Super Bullet Break | El gachapon nos deja elegir entre dos características o clases. Es importante intentar que tengan sinergia con las que ya tenemos, pero no siempre será posible.

Aquí no vale con lanzar cartas al azar intentando maximizar el daño. No. Hay que tener en cuenta muchos elementos, tanto antes como durante el combate. Sobre todo si tenemos en cuenta que con cada combate podemos conseguir Balas, pero que también podemos obtenerlas en las tiendas a través de una mecánica de gachapon —sin microtransacciones, solo con ítems que obtenemos in game de manera natural— en la que podemos elegir entre diversas clases.

No siempre serán las que nos interesen, pero he ahí la gracia. Nos tocará ser inteligentes y construir hábilmente nuestro mazo, descartando aquellas cartas que no nos interesen. Así pues, es necesario optimizar nuestro rendimiento para ser capaces de superar los diversos niveles. A fin de cuentas, cada juego tiene varios niveles, y en el último siempre nos espera un jefe final bastante duro. Sea como fuere, y en líneas generales, Supper Bullet Break es un buen juego de construcción de mazos con un apartado gráfico bastante interesante.

Sobre todo si te gusta la estética anime, con un deje de parodia muy interesante. Seguramente, donde más falla es en el apartado musical, pero por lo demás —en general— hace las cosas bien. El otro aspecto que no nos termina de convencer es que, aunque el tutorial está incrustado en el propio juego, lo cierto es que no te explica demasiado… Te toca aprender por ti mismo. Si no estás acostumbrado al género, puede ser duro.

Análisis de Super Bullet Break. Clave de prensa cedida por PressEngine.
  • Sistema sencillo, pero profundo.
  • Estética paródica bien construida y buena dirección artística.
  • Entretenido. Va directo al grano.
  • Funciona bien dentro de su género. Coge lo que sirve e innova dentro de lo que cabe.
  • Está completamente traducido al español.
  • El guion y la historia son más bien flojitas.
  • Hay algunas erratas menores en la localización.
  • La banda sonora no destaca.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments