Análisis de Dragon Ball: The Breakers | Un villano contra 7 civiles

Os contamos que nos ha parecido este 1 vs. 7 basado en el mundo de Akira Toriyama con nuestro análisis de Dragon Ball: The Breakers

0

Dragon Ball: The Breakers pretendía —y eso sí lo ha conseguido— ofrecer algo diferente dentro del universo de Dragon Ball. Bien acostumbrados a los juegos de acción y peleas, nos dejamos conquistar por la premisa inicial del proyecto: un 1 vs. 7 en la que un villano tiene como objetivo acabar con la vida de siete supervivientes.

Al más puro estilo Dead by Daylight, nos encontramos con un gran escenario en el que debemos cumplir una serie de tareas para escapar. Eso sí, nos colocamos en la piel de los supervivientes, puesto que como antagonistas tendremos la misión de derrotar al resto de jugadores.

Esta es la idea inicial. Desarrollado por el estudio Dimps, se presenta como un multijugador asimétrico para ocho jugadores. Todo ello dentro de una línea temporal y espacial alternativa construida sobre unas vetas temporales a las cuales pueden acceder algunos de los personajes más icónicos de la saga. ¿Queréis saber más? Los contamos.

Análisis de Dragon Ball: The Breakers | ¿Qué podemos esperar?

De buenas a primeras, la idea es llamativa. Causa cierta sensación de desconfianza, pero tiene un «algo» que te hace preguntarte cómo le irá. Posiblemente, se deba al carisma de la franquicia, puesto que controlar a un grupo de humanos cualesquiera no es lo más llamativo del mundo. Este primer punto nos causó cierto desconcierto, aunque fuimos capaces de suplirlo al descubrir que ciertos objetos nos permitían transformarnos en personajes como Goku o Piccolo de manera temporal.

Es decir, que de una manera u otra acabamos interactuando con nuestros personajes preferidos. Aunque sea con metralletas y pistolas, cosa que no deja de parecernos bastante curiosa. En efecto, Dragon Ball: The Breakers es un juego asimétrico de siete contra uno en el que controlaremos a humanos con la capacidad de utilizar armas y gadgtest que les permiten desde disparar bolas de energía hasta dar grandes saltos o utilizar bombas de humo.

Dentro del género tiene cierto gancho, debido a que presenta una premisa bastante original. Refrescante a su modo, presenta ideas interesantes y divertidas que, por desgracia, no terminan de funcionar de la mejor manera. Sin más, el juego todavía necesita algo de pulido; sentimos que ha salido un poco antes de tiempo y que necesitan darle un pequeño repaso en general estas mecánicas.

Con potencial, pero con cosas que mejorar

Análisis de Dragon Ball: The Breakers
Análisis de Dragon Ball: The Breakers | Tiene potencial, pero necesita mejorar algunos aspectos

Sobre todo porque tanto el movimiento como la dirección y la cámara se sienten demasiado erráticas. El movimiento no se siente demasiado natural y la expresividad facial y corporal de los muñecos es excesivamente parca. Se siente como que Dimps no ha puesto toda la carne en el asador y se ha quedado a medio camino en muchas de sus ideas.

Especialmente cuando adoptamos el papel de supervivientes. Cuando nos ponemos al mando de un villano, la cosa cambia, siendo un juego mucho más entretenido. Los humanos comunes no tienen este punto. Más aún si tenemos en cuenta que incluye un sistema de gachapon que nos hace pensar en un juego de servicio premium más que en otra cosa. Falla en estas ideas, generándonos una sensación muy contradictoria.

Al final, la idea se resume en colaborar con otros seis supervivientes para conseguir una serie de objetos y cumplir diversos requisitos y desafíos para lograr escapar de la zona en la que está atacando el villano de turno. Todo sea dicho, si juegas en compañía de varios amigos y/o te comunicas adecuadamente con el resto, la experiencia gana muchos enteros.

El sentido estratégico y el factor colaborativo siempre son puntos que valoramos muy positivamente. En Dragon Ball: The Breakers esto funciona especialmente bien, destacando todavía más cuando te encuentras con un grupo de supervivientes bien preparados. Si el trabajo en equipo funciona, termina siendo divertid a su md y frece un buen grado de desafío. Con algo más de esfuerzo habría sido un juego mucho más destacado.

Sobrevivir a cualquier coste

Análisis de Dragon Ball: The Breakers
Análisis de Dragon Ball: The Breakers | Podremos revivir a los aliados caídos si disponemos de los objetos necesarios

Ahora bien, cuando nos ponemos en el papel de villano… Pues la verdad es que ahí Dragon Ball: The Breakers se viene bastante más arriba. Nuestra misión es impedir que los civiles escapen y, siendo sincero, mola muchísimo intentarlo. Empezamos en nuestra forma básica y vamos evolucionando conforme vamos derrotando a nuestros enemigos.

Por supuesto, no sabremos dónde están, así que tendremos que localizarles mientras recorremos el mapa surcando. Esto, sinceramente, nos ha gustado bastante, siendo lo que nos hace pensar que The Breakers tiene mucho más potencial de lo que parece si van corrigiendo poco a poco esos fallos que hemos encontrado. Sobre todo el del equilibrio, siendo muy complejo competir contra un villano como superviviente, más todavía si no disponemos de un buen equipo.

Volviendo al tema que nos acontece, los villanos tienen poderes especiales y pueden destrozar hasta el escenario. Jugar con ellos es muy divertido y te hace sentir el verdadero poder de Dragon Ball en tus carnes. Todo sea dicho, es lógico, pues... ¿Cómo iba a luchar un ciudadano contra Bu, Célula o Freezer? Todo eso en realidad es una parte indispensable para darle credibilidad al juego dentro del organigrama de Dragon Ball.

Análisis de Dragon Ball: The Breakers | Qué nos ha parecido

Por lo demás, Dragon Ball: The Breakers no está nada mal. Aunque muchos usuarios se han manifestado contrariados por la escenografía y el diseño, más allá de las animaciones, a nosotros sí que nos ha gustado algo más. Del mismo modo, hemos encontrado que la interfaz es más cómoda de lo que parece una vez te acostumbras a ella.

Lo malo es que le cuesta encontrar partidas y acceder a una como villano es bastante complejo, ya que todo el mundo quiere ocupar ese papel. Su principal defecto en cualquier sentido es que necesita algo más de variedad: más escenarios, skins que nos permitan sentir que estamos usando a personajes (no luchadores) de la saga, etc. y un pulido general al movimiento.

En general, pues, hablamos de un juego que necesita agregar mejoras, pero que ha llegado con un precio bastante interesante: 19,99 €. Es bastante económico, lo que nos permite valorar más positivamente el juego en su conjunto general. Si le damos tiempo y el estudio le mete caña, podría ser un gran juego. Pero eso: necesita tiempo.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments