The League Of The Extraordinary Gentlemen Vol. 3 – Review

747
0
Compartir

El mes pasado, la editorial Planeta sacó a la venta el tercer volumen de The League Of The Extraordinary Gentlemen con el que cerraba la colección. Hablemos de lo que nos ha parecido este tercer volumen.

El tercer volumen incluye en su interior los 3 últimos números de la serie titulados Century. Cada uno de estos capítulos ocurre en una época distinta pasando por 1910, 1969 y 2009. Los autores siguen siendo los mismos que en los anteriores dos volúmenes: Alan Moore y Kevin O’Neill.

Este volumen nos contará la historia de como Mina, la protagonista de los anteriores dos volúmenes, intenta volver a juntar a la liga. Esta vez para enfrentarse a uno de los mayores problemas de sus vidas: evitar el apocalipsis.

Este tercer volumen es muy diferente a los dos anteriores. En el primer volumen teníamos una historia más de intriga. El segundo tiraba más hacia la ciencia ficción con historias como la Guerra de los Mundos. Pero el tercero tratará más el tema de la magia y la religión. Además, dado que está dividido en tres partes y que cada parte corresponde a una época, la trama se desarrollará de una manera diferente a como lo hicieron los anteriores volúmenes. También hay que tener en cuenta, que cuando se publicó en su momento esta serie, antes de que saliera el volumen tres, Alan Moore publicó un spin-off titulado el Dossier Negro en el que nos contaban la historia de otras muchas ligas que se habían formado a lo largo del tiempo. Debido a esto, durante este volumen se verán algunas referencias al Dossier Negro, pero nada demasiado importante. Si lo quieres leer todo, recomendaría leer antes el Dossier Negro, pero si no lo haces tampoco te perderás en la historia. Planeta ha anunciado que no reeditará el Dossier Negro, pero si se busca bien todavía se puede encontrar en alguna tienda online.

En este volumen tendremos a un Alan Moore más descocado, al que se le ve que disfruta con los temas esotéricos. Veremos magia, anticristos, viajes astrales… todo mezclado con el ambiente de cada una de las épocas. Moore consigue en cada una de las partes representar a la perfección la ambientación de cada época: la suciedad en 1910; las drogas y el amor libre en 1969; y la depresión en 2009. Además, veremos una gran cantidad de referencias y homenajes en cada una de las épocas (incluso una pequeña referencia a Harry Potter en 2009). Debido a los saltos temporales, la historia puede llegar a liarnos, pero aun así consigue dejarte enganchado página tras página. Si os gustó Promethea, aquí volvemos a tener al mismo Alan Moore jugando con la magia.

El dibujo de Kevin O’Neill sigue siendo el mismo que hemos tenido en los anteriores volúmenes. Dibujo feista y sucio que encaja perfectamente con el ambiente de la trama. A pesar de que las estructuras y las máquinas alienígenas de O’Neill en el segundo volumen ya me parecían insuperables, aquí consigue sorprender mucho más con los escenarios astrales y los momentos mágicos. Las criaturas que retrata el artista, consiguen provocar cierto grado de incomodidad.

El volumen cierra perfectamente la historia de la liga, pero dejando algo al aire que muy posiblemente recoja próximamente Alan Moore de nuevo, puesto que hace unos meses ya anunció que estaba trabajando en un nuevo volumen de The League Of The Extraordinary Gentleman con Kevin O’Neill. Solo será cuestión de tiempo que lo tengamos aquí de nuevo.

En mi opinión, creo que este es el mejor de los tres volúmenes de la serie, porque consigue ir un paso más allá de lo que ya sabíamos sobre el universo de la liga.

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario