Review de «1602» Marvel Cómics

0
Compartir

1602 es una de esas rarezas del extenso universo de Marvel. Fruto de una ingeniosa combinación, nos presenta una historia original e inesperada. ¿Queréis saber más? ¡Adelante!  1602 es diferente. ¿Sus dos particularidades? La primera, su autor: Neil Gaiman. Se trata de un reconocido escritor y guionista inglés, conocido por su saga de cómics The Sandman (DC Cómics). Debido a su pasión por el mundo del noveno arte, hizo así su segunda colaboración con Marvel Cómics, 1602.

Su segunda particularidad es el planteamiento de la historia. Parte de la idea marvelita del What if…?, que pretende situar un Universo de Marvel en otra época y lugar. En este caso, Europa y Norteamérica en el siglo XVII, más concretamente 1602. Todos los personajes que aparecen en el cómic tienen su correspondiente en los universos «modernos». Sir Nicholas Furia (Furia, director de SHIELD), el Dr. Stephen Extraño, Carlos Javier (Charles Xavier) y el Gran Inquisidor (Magneto), Peter Parquagh (Peter Parker), Petros (Pietro Maximoff), Wanda, o Matthew Murdoch, los X-Men, que son denominados como «nacidobrujos» y el Conde Otto Von Muerte (Doctor Víctor von Muerte).

El argumento de 1602 es el siguiente…

En una época de malos augurios y presagios apocalípticos, La Inquisición de la Iglesia Católica, persigue a los “nacidobrujos”, extraños seres poseedores de habilidades inexplicables. Algunos de ellos aprenden a controlar sus habilidades bajo el control de Carlos Javier, director de una peculiar institución educativa.

En la Corte, una anciana Reina Isabel ostenta el trono de Inglaterra. Asesorada por Sir Nicholas Furia, y el Dr. Stephen Extraño, espía y doctor respectivamente, decide poner a buen recaudo un misterioso objeto custodiado por  los Templarios, un bastón con un misterioso poder. Para ello, Furia cuenta con la ayuda de uno de sus mejores agentes: Matthew Murdoch, juglar irlandés invidente. Pero por desgracia, este objeto también ha llamado la atención del Conde Otto Von Muerte “El Hermoso”. 

Paralelamente, una joven llamada Virginia Dare, acompañada de su fiel protectorMarvel_1602_Vol_1_7 Rojhaz, llega a Inglaterra procedente de la colonia de Roanoke, en América del Norte, para pedir ayuda para su colonia.

Tras presentar la sólida base argumental, se desarrollan una serie de hechos que terminan de la siguiente manera: el Anciano, un templario que transportaba el bastón, se transforma en Thor al asirlo y deja fuera de juego al Conde Otto Von Muerte. Clea, esposa del doctor Extraño, percibe una anomalía en el espacio-tiempo. Así, se dirige, junto a Virginia, el nativo y los «nacidobrujos» a Roanoke. La anomalía era el propio nativo, Rojhaz, quien es el Capitán América, pues había sido desterrado al pasado por enfrentarse al Gobierno de EEUU. El Gran Inquisidor, Wanda y Petro son congelados, y el Capitán América, Peter y David Banner (consejero de un rey), son devueltos al futuro, cada uno en su papel correspondiente (Capitán América, Spiderman y Hulk).

Cabe destacar la aparición de Uatu, el Vigilante, que es quien advierte al Doctor Extraño del cercano colapso de ese Universo debido a la brecha espacio-temporal.

 


Desde mi punto de vista, es un cómic al que se le podría haber sacado más partido. La historia es muy superficial y apenas hay conexiones profundas entre los personajes. Podrían haber explicado también de forma más extensa a personajes como Virginia. Además, creo que hay un exceso de personajes en este cómic: aparecen la mayoría de figuras reconocidas de Marvel, desde el Capi hasta Thor, pasando por pasando por Daredevil y Dr. Strange, incluyendo a los X-Men, resultando así una trama demasiado compleja. No ha sido el mejor trabajo de Neil Gaiman…

Aún así, es una idea que, aunque haya aparecido en otros cómics del Universo Marvel, me parece original y una mena de futuras historias.

En cuanto a las ilustraciones, me han parecido sublimes. El estilo que le ha dado el dibujante Scott McKowen es elegante a la vez que sucio, y retrata muy bien la época. Incluso las vestimentas de los personajes han sido adaptadas de forma inteligente al momento. Un aplauso por McKowen.

Me despido así, esperando que hayáis aprovechado mi opinión sobre 1602, ¡y termino aprovechando para animaros a leerlo!

No olvidéis escribir vuestras opiniones en los comentarios o en mi Twitter @marcos_parker97.

Hasta la próxima,

Marcos Parker.

 

 

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario