Recomendación: The Raid (2011).

0
Compartir

Hace un par de semanas hablé de una cinta de acción occidental con toque muy orientales: Dredd. Hoy os voy a recomendar su predecesora de Indonesia, The Raid.

Un año antes de la película citada, se estrenó este film extranjero, con una acogida bastante modesta en taquilla, pero muy positiva en lo que a opiniones y críticas respecta. Tanto, que hoy por hoy se considera un título de culto.

La historia sigue un esquema muy similar al de Dredd. En un edificio que rebosa crimen e ilegalidad, un grupo de policías deberá abrirse paso entre hordas de gángsters y asesinos para detener las actividades criminales de la zona. Como podéis ver, prácticamente la misma trama que la de la del juez post-apocalíptico. Pues bien, partiendo del hecho de que considero a ambas películas como dos de las mejores cintas de acción en mucho tiempo, ésta quizás esté un paso más adelantada que Dredd. ¿Por qué? Me explico. The Raid es una película extranjera, no está atada a las restricciones tan estrictas del cine estadounidense, cosa que proporciona una libertad y originalidad que en ningún otro país podría tener. Si bien Hollywood siempre apostará por proyectos maduros y algo oscuros, también intentará atenuarlos para que se puedan vender a un público más extenso. Basta con estudiar la filmografía de Japón o Hong Kong para ver que algunas de las mejores películas de acción no son solo de Estados Unidos (Fist of fury, La leyenda del luchador borracho, etc.) Pues eso es lo mismo que ocurre en este caso. La falta de ataduras, la total autonomía para mostrar y contar de forma tradicional y la constante sensación de angustia y malestar por la masiva acción que se muestra son solo algunas de las características más destacables de The Raid.

Y llegamos pues a mi parte favorita de la recomendación. Vivimos en un mundo en el que se nos bombardea por todos lados con «blockbusters» de acción inflados de efectos especiales 3D, animaciones computerizadas y CGI. Es más, ya casi no hay un mes en el que no se estrene una película de superhéroes bien cargada con lo ya mencionado. No tengo nada en su contra, pueden aportar gran profundidad al apartado visual de la película (Ex_Machina District 9 por poner dos ejemplos), pero se abusa bastante de ellos. Y de algún modo se está perdiendo ese toque casero, trabajado a mano y realista de las secuencias de acción. Cuando se coreografiaba una escena, cuando se sentía el peligro que estaban viviendo los personajes en la pantalla. Ahora basta con un solo croma verde para hacer el trabajo que antes se tardaba en hacer meses. Pues bien, The Raid está en un selecto club de películas que si utilizan técnicas tradicionales. Solo puedo deciros que la coreografía y la acción de esta cinta son simplemente inmejorables. No solo notas que están trabajando profesionales, sino que se filma de tal modo que sientas en tus carnes lo que los actores están haciendo. Los planos largos son brutales. Lo único que he visto mínimamente semejante a esto son las escenas de acción de El Renacido. Acompañado de un buen diseño de sets y escenarios, efectos prácticos y cinematografía trabajada y bien planteada.

Es difícil resumir en un par de líneas lo mucho que me impresionó esta película. Ver a Iko Uwais (el prota) es casi como presenciar un exorcismo de Bruce Lee en pantalla. Lo digo en serio, el tío tiene un futuro muy prometedor. Para que os hagáis una idea, salió en El despertar de la Fuerza. ¿Valoración final? Acción al más puro estilo oriental, tour de force cinematográfico y entretenimiento sin freno en hora y media de pura adrenalina.

(7,9/10)

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario