Metal Gear Rising: Revengeance – Análisis

0
Compartir

Platinum Games es , sin duda , el máximo exponente en cuanto al género Hack and Slash en la pasada generación , suponiendo Bayonetta su obra más reconocida a nivel de crítica , no así de público , ya que el principal público ¨gamer¨ no le prestó la más mínima atención. Al igual que esta obra  , por uno u otro motivo la mayoría de obras de Platinum pasan sin pena ni gloria a primera vista para el gran público , y creedme que no es por ser obras genéricas , puesto que todo juego de esta desarrolladora posee un sello de distinción  que lo caracteriza. En el caso de Metal Gear Rising: Revengeance , este menosprecio surgió a raíz de su título. Como ya se ha demostrado más de una vez , a la hora de hacer un Spin Off el nombre de la saga original puede echar para atrás a los fans más acérrimos (Ahí tenemos The Bureau: XCOM Declassified , por ejemplo) , dilapidando por completo al título en cuestión incluso antes de su lanzamiento. Dicho ésto  , vayamos al análisis.

th (27)

La gracia de éste género está en disparar la adrenalina y hacer sentir poderoso al jugador, y Rising lo consigue por todos los medios. Comenzando por su presentación , que transforma al semi Cyborg masoquista de Metal Gear Solid 4 en un hábil espadachín capaz de cortar a un Metal Gear Ray por la  mitad después de alzarlo con sus propias manos. La exageración es una de las bases de la presentación de este juego , que ya se veía en MGS4 , con Raiden llegando incluso a luchar sin brazos , pero aquí el límite de la verosimilitud se elimina por completo para ofrecernos un juego con un tono anime muy marcado , desde la presentación de los personajes hasta la ya comentada exageración. A nivel de diseño es excelente , sobre todo en los Final Boss , con su arma y armadura totalmente reconocible , además del propio Raiden , aunque este alto nivel no se mantiene en cuanto a escenarios , que por momentos se sienten vacíos y hasta poco detallados.

th (36)

La trama es difícil de analizar. Teniendo en cuenta su condición de Hack and Slash es una trama excelente , teniendo en cuenta que éstos juegos suelen sacrificar el contar una buena historia para invertir todo en su jugabilidad , pero como historia de por sí no es tan buena. Todo comienza con una misión de escolta que sale mal , por lo que Raiden pierde un brazo (Otra vez) y un ojo (Sello de Kojima). Para no destripar nada , suprimiré la descripción del resto de misiones y me centraré en el fallo a tratar. El mayor problema de la trama es que la motivación que lleva a Raiden a avanzar cambia demasiadas veces , tanto que incluso el propio Raiden la cuestiona más de una vez. Aunque parezca un fallo leve , llega a ser alienante en un par de escenas , lo que produce que la evolución del protagonista no quede clara en todo momento. Además , el gran cambio de perspectiva que sucede en cierto momento del juego llega a rozar la disonancia ludo narrativa (La desconexión entre lo que te muestra la historia y lo que transmite la jugabilidad). A pesar de esto , la historia engancha por sus cinemáticas muy al estilo de Kojima , como la transformación de Raiden en el cambio de perspectiva antes mencionado,  y las reflexiones que intenta plantear , además de las apariciones de los 4 Vientos de Destrucción (El grupo de Jefes Finales que se nos presenta en esta ocasión y que merecen un puesto entre los mejores de toda la saga Metal Gear)

th (38)

Y, finalmente , llegamos al punto importante , la jugabilidad. Como he dicho al principio , Platinum es Dios en cuanto al género Brawler , y quizá Rising es la mejor prueba de esta afirmación. Su mecánica de combate , al contrario que Bayonetta , se basa en el Parry (Bloqueo y contraataque) y en el uso del Modo Katana para trocear a placer sucesivas hordas de enemigos , y cortando en el punto justo se presenta la tercera mecánica de Rising , el Zandatsu. Traducido al castellano como ¨Cortar y tomar¨  , el Zandatsu consiste en cortar a los enemigos en un punto concreto y extraer sus células de energía (Que en realidad son intestinos , llamados así para no exceder ante CERO , el PEGI japonés) para recuperar salud y energía para el modo Katana. Podría seguir diseccionando su excelentísima jugabilidad , pero lo mejor es que juzguéis vosotros mismos probando la demo.

th (23)

Como detalle , destacar la genial banda sonora , con unos temas vocales en los combates contra los Final Bosses fantásticos , de los que os acordareis mucho después de haber completado el juego.

Como conclusión , Rising es una obra totalmente recomendable. Es bastante corto (Unas 6-7 horas) , pero merece totalmente la pena por lo mucho que disfrutareis. Y si sois usuarios de PlayStation3 estáis de suerte , ya que hasta el 15 de abril lo tenéis en PlayStation Store por 3.99 euros , y aún siendo en otra plataforma podéis encontrarlo a un buen precio.

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario