Magical Girl

    0
    Compartir

    Después de Diamond Flash, Carlos Vermut vuelve con Magical Girl, esta vez respaldado por un presupuesto interesante, pero sin olvidar qué hizo especial a su anterior película, repitiendo con muchos elementos y cambiando algunos otros. Al igual que en Diamond Flash aquí destacan los planos estáticos, el ritmo lento, la narración fragmentada, la exposición más dada a la sugestión que a la propia explicación, etc.

    Desde su (fantástico) inicio hasta su cierre, la historia no te suelta y a pesar de su ritmo lento, no aburre. De modo que no estoy del todo de acuerdo con quienes dicen que esta podría no ser una película para todo el mundo. Y bueno, claro, no lo es del mismo modo que ninguna otra lo es, pero aquí no dejarse llevar por la historia y la forma en que es contada, casi me parece la opción difícil. Los diálogos, los silencios, los planos… todo contribuye a mantenerte atento y tenso. Pero quien no soporte las obras lentas, que mejor se abstenga. Hay, eso sí, con respecto a Diamond Flash, un par de mejoras en mi opinión muy notorias. Esas son: la presentación junto con todo el apartado visual (que estaba claro puesto que Diamond Flash se hizo con las sobras del pan y esta no) y la historia, la cual está, a parte de más centrada, perfectamente hilada y resuelta.

    Vermut continúa empeñado en no tratar al espectador como si fuera idiota, nos obliga a pensar si queremos enterarnos de todo lo que sucede y nos deja formar parte de la historia rellenando los huecos que esta deja para nosotros. Sabe que la imaginación del espectador puede ser mucho más retorcida que cualquier imagen que nos pueda mostrar desde la pantalla. A veces menos es más. Y aunque eso está bien, sí podríamos reprochar que abuse de este recurso. Pero vamos, rascando defectos.

    Me cuesta mucho valorar prlículas como esta, porque no me siento digno de hablar de ellas. Pienso que más allá de una breve recomendación estoy hablando de más. Así que tomaos lo dicho como eso, como una recomendación más que como una crítica. Y bueno, no solo de esta, también de Diamond Flash, la cual, a pesar de no ser mejor película, a mí personalmente me gustó más. ¿Por qué? Pues por detalles subjetivos, como la temática, la historia más dispersa, el impacto que me supuso en parte gracias a la ausencia de espectativas, el final, etc

    Por supuesto, no espero que tan solo con mi palabra y la de muchas otras personas te convenzas para ver la película e inviertas más de dos horas de tu valioso tiempo en su visionado, y por eso, te facilito el trailer aquí abajo para que te sea más fácil decidirte. Seguro que tomarás la decisión acertada.

    [Total:0    Promedio:0/5]