‘Zombie Cherry’ llega a España de manos de Fandogamia

'Zombie Cherry' llega a España de manos de Fandogamia Editorial

88
0
Compartir

Zombie Cherry ha sido licenciada por Fandogamia Editorial

¡Hola, muy buenas!

Tenemos buenas noticias para los amantes de la comedia romántica, y es que Zombie Cherry ha sido, finalmente, licenciada en España. Así lo confirmó ayer Fandogamia Editorial a través de su Twitter oficial. Asimismo, la noticia fue anteriormente anunciada en el Japan Weekend de Madrid. Inicialmente, el primer volumen saldrá antes de 2018, por lo que no tendremos que esperar demasiado; la obra de Shōko Conami viene de camino.

Datos sobre Zombie Cherry y Shōko Conami

Zombie Cherry Zombie Cherry, también conocido como Shikabane Cherry, es un shōjo de comedia romántica. La impresión se realizará en un formato de 11×17 centímetros, en blanco y negro y, como hemos dicho anteriormente, antes de que termine 2017. Por otro lado, la historia está compuesta por un total de 17 capítulos recogidos en tres volúmenes. Comenzó a publicarse en 2012 en la revista Princess, de la editorial Akita Shoten. El manga finalizó en 2016. Su autora, Shōko Conami, es una mangaka con no pocas serializaciones en su currículum. Entre otras, podemos destacar series tales como Anesan wa IinchōFutsū no RenaiShikabane★CherryHimitsu no Momojirō o Arashi wo Yobu Otoko.

Sinopsis

La historia sigue las andanzas y desventuras de la joven Miu, una muchacha de constitución excepcionalmente débil y que pasa la mayor parte de su tiempo enferma y muy cansada. Cansada de su situación personal, comienza a pensar una forma con la cual erradicar su perenne problema. Finalmente, y tras caer enferma en un momendo clave de su vida, se harta de la situación. De hecho, se decide a tomar una extraña, misteriosa y peculiar medicina. Esta, supuestamente, debía ayudarla a remediar sus males. Además, su aspecto, al abandonar su enfermiza realidad, mejoraría… ¡Eran todo ventajas! Al final, sin embargo, las cosas no salen como ella quiere… ¡Se convierte en un zombie! Ahora no es que esté enferma, es que «ha muerto».