Visión cosplayer #3: la mujer en el cosplay [III]

Tercera y última parte de una charla en la que tratamos de hablar y exponer de la realidad que tienen que vivir muchas mujeres cosplayer...

78
0
Compartir

La mujer y el cosplay

Cosplay

¡Hola, muy buenas!

La tercera y última parte de la charla referente a la mujer y el cosplay, de visión cosplayer, ya está aquí. Si habéis leído las dos primeras partes, creo que hay poco más que se pueda decir al respecto. En caso contrario, aquí os dejo el enlace a la primera parte y a la segunda parte.


Rememorando la última parte de la entrada anterior…

Mr: Como son frikis…

 

Ma: Claro. Se creen con el derecho de que, como son frikis, las chicas frikis son suyas. Oye, mira, yo soy friki y a lo mejor también me interesa la moda que te cagas y me he ido a una pasarela a verla, o sea que todos tienen… Ser friki es una faceta de ti, un hobby. No es una forma de ser. No es un estilo de vida, y eso es algo que se tiene que quedar…

Continuamos

La: Luego está el tema de los hombres que te prueban, a ver si eres realmente friki o solo estás aquí para ligar [comentarios varios, nuevamente, por ser una realidad frecuente y que les sucedió a todas ellas en alguna ocasión].

Ma: Eso pasa… Como ellos siempre han sido de ese mundo, ahora que vienen una mujer dicen «pero tú…».

La: ¿Pero tú sabes de verdad?

Mr: Es como si quisiesen comprobar que vais de «postureo», que realmente os gusta ese mundo.

Li: ¡A mí es que esto me toca mucho la fibra! Vamos a ver. Yo veo un cartel de Batman, y si a mí me gusta ese cartel, voy de ese cartel y punto. Y si me dicen «¿y qué? ¿Tú lo conoces?», ¿Y qué? Me da igual, me gusta y punto, ¿por qué no puedo ir de él?

Mr: Si os soy sincero, ahora mismo se me está quedando un mal cuerpo… Soy hombre, y he ido a muchos salones del manga. Nunca, repito, nunca me he tenido que enfrentar a tantos problemas y —perdonad la expresión— tantas mierdas como hoy estoy escuchando, y seguro que no son ni la mitad. Con todas las aquí presentes he quedado, he ido a muchos salones del manga con ellas, hemos ido a tomar algo, etc. y, aun así, aun sabiendo todo lo que podía haber detrás… me estoy quedando de piedra. Sabía que había problemas, pero… Uff…

Li: Es lo mismo que te puede pasar en una discoteca. Lo único es que la gente está «normal» y lo hace. Lo vivimos continuamente.

B: Ojalá al salir a un salón del manga no tuviésemos que vivir eso, pero es que lo tenemos que vivir fuera también.

Li: De hecho, cuando ha dicho Bea que hemos encontrado a un grupo de chicos sin camiseta, lo que han hecho es darnos un susto, empezar a decirnos cosas, porque simplemente somos mujeres.

Bel: «Porque pueden».

Li: Otra cosa que quería decir…

Mr: Sí, perdona, que antes te he cortado.

CosplayLi: No me parece bien, no hay que pasar un test para estar un evento friki. O sea, me refiero, yo puedo entrar porque tengo amigos que son frikis, yo no tengo por qué saber nada. Simplemente entro porque quiero verlos, por conocer cosas nuevas, y no tengo por qué sufrir un examen porque, ¿yo, por ser mujer, tengo que  meterme en un evento firiki y ser sometida a un examen? Que ya me lo ha hecho varía gente.

Vamos a ver: yo he leído un cómic de Batman, o dos, o tres, o los que sean, o no he leído ninguno, y aunque me disfrace de Batman —digo Batman porque es lo primero que me sale, pero me ha pasado toda la vida, en que me disfrace de lo que sea—, es porque me gusta, y ya está. Y tú eres… Tú no has escrito ese personaje, tú no tienes derecho a cuestionarme sobre ese personaje. No es tu personaje. Y si «no llego a tu nivel» de friki no tengo por qué… no tenemos que compartir… Es como «vale, si sabes lo mismo que yo, te dejo hacer, te dejo ser ese personaje y tal con dignidad, pero si no sabes lo mismo que yo, lo siento pero eres una posser que estás aquí para buscar tema o para lo que sea».

No. Estoy aquí porque me divierte, porque estoy con mis amigos, o estoy sola, o lo que sea. Simplemente estoy disfrazada porque me gusta. No tengo por qué pasar ningún examen de mi vida porque bastante examen estoy pasando todos los días de mi vida con todos los machistas del mundo. O sea, no me parece lógico que tenga que estar diciendo o explicándome por qué me gusta este personaje, por qué me lo he hecho o por qué no sé qué. No. Me lo he hecho porque me da la gana, y ya está.

Mr: No tienes por qué justificarte.

Li: Exacto.

Mr: Ciertamente, hoy soy un poco como… un observador, por así decirlo. Lo que sí es cierto es que, en lo personal, nunca me he tenido que enfrentar a ese tipo de acoso, a que cuestionen porque me hago un cosplay o no, y he ido a unos cuantos salones a lo largo de mi vida… Ciertamente, las únicas ocasiones en las que parece que se han intentado meter conmigo, o meter mierda por así decirlo, ha sido cuando he hecho un crossplay, es decir, me he cosplayeado de mujer siendo hombre. Qué casualidad (nótese la ironía), que para un día que voy de mujer… Y eso que iba lleno de sangre y daba un poco de asco.

La: Dabas asco [risas].

Mr: Sí, lo sé. Iba con sangre real, ¿vale?

La: Era sangre de verdad, tía [risas].

Mr: Sí, eran en plan «sí, sí, es sangre de verdad» y la gente me miraba en plan «¿QUÉ?» [risas]. Bueno, volviendo al tema. Yo soy una persona exageradamente friki, me encanta la cultura japonesa y me he hinchado como el que más a ver anime, manga, etc. pero a mí nunca nadie me ha intentado cuestionar lo que sé, ni las series que he visto. Para mí, en realidad, eso es nuevo, porque no sabía que ni se hacía.

Li: Sí, te lo hacen continuamente.

Ma: Y es solo que solo nos pasa a las mujeres [gestos de afirmación en general]. Como ellos… como muchos chicos van para ligar, ¿sabes? Es la típica frase de cree el ladrón que todos son de su condición. Pues ellos se piensan que van a eso, a lucirse y tal. Porque, por ejemplo, yo he ido de Harley y claro, como se puso de moda con el boom de Harley… A mí me podía gustar Harley antes de El escuadrón suicida, pero, aun así, ya te empiezan «es que solamente vas así por la película, es que si no se qué, es que si no se cuánto», y yo he ido, con el que entonces era mi novio, vestido de Joker, y a él, en ningún momento, le decían «ah, sí, vas del Joker porque ahora está de moda». Es que no se lo decían, y no le preguntaban, y mi ex era mucho menos friki que yo. Es más, mi ex no se había leído ningún cómic de Batman, y yo sí, y sin embargo, era yo la que estaba continuamente siendo cuestionada.

Mr: Sí es que al final, en realidad, cualquier cosplay va cogido, en mayor o menor medida, de una moda. ¿Qué cosplay te haces? Por ejemplo, Vaiana, ¿por qué la gente se hace cosplay de Vaiana? Porque ha salido ahora y está de moda. Vale, te puedes hacer cosplay de series que ya no está tan de moda, pero lo han estado. Da igual si es Dragon Ball, One Piece, Batman, etc., pues todo ha sido una moda, o lo sigue siendo. Cuando alguien va de un cosplay de una serie, que lo mismo no está tan de moda, a lo mejor es cuando te preguntan: «Anda, ¿de qué vas?».

La: Y entonces es cuando te examinan también.

Ma: Sí, es que…

La: Sí, te examinan [nuevamente, a todas les había pasado].

Li: Se acerca un tío y te dice: «Tú… tú vas de…» y te mira las tetas.

La: ¡Ese tío! [risas]. A ese tío lo conozco.

Li: «Vas de esto», y tú dices «no», y sigue mirando, y tú en plan: tengo la cara aquí, ¿sabes? [se formo cierto jolgorio entre risas, en parte irónicas y en parte del buen rollo de la sala; a todas les había pasado].

Mr: Bueno, y con esto vamos a ir terminando por hoy… ¡Pero no es todo! Nuevamente, quiero agradecerle a Lidia, Laura, Marta, Bea, Isa y Belén por su ayuda. Espero que, con esto, podamos mostrar un poco más aquello que muchos dicen que no existe, o que es una exageración… ¡Nos volveremos a ver muy pronto!


Y, con esto, la charla llegó, más o menos, a su final. Tal y como sucedió en las dos partes anteriores, me ahorraré mis comentarios al respecto, mas mi sentir sigue siendo el mismo: me parece estremecedor todo lo que hay, todo lo que sucede, y que parece que se trata de ocultar… En unos días, tal vez mañana mismo, tendréis una última entrada referente a esta charla en la se expondrán algunos comentarios, pensamientos y similares sobre la misma.

¡Hasta la próxima!