Top 10: arte y manga, grandes dibujantes, primera parte

Primera parte de un ranking subjetivo sobre algunos de los mejores dibujantes de manga de los últimos años

2998
0
Compartir

¡Hola, muy buenas! Hoy vengo con un tipo de artículo diferente, pues hoy os traigo un ranking cosa que no suelo hacer de… ¡Dibujantes! De hecho, creo que es la primera entrada que hago de estas características. Por norma general, suelo preferir orientar mis escritos a review, comentarios, etc. Finalmente, y tras diversas deliberaciones, me decanté por desviarme de la norma personal y traer, efectivamente, algo distinto. Dicho esto… ¡Mi top personal de los mejores dibujos y dibujantes del manga!

P. D. Algunas imágenes pueden contener spoiler.

Dibujantes: ¡Manga! ¡Arte! ¡Diseño!

En primer lugar, quería establecer una serie de directrices con las cuales orientar el porqué de mis decisiones. En primer lugar, quisiera destacar que me baso en mis opiniones personales. Sí, se trata de una clasificación subjetiva. Si os soy completamente sincero, no sé hasta qué punto me encuentro… capacitado, por así decirlo, a la hora de valorar el trabajo de un artista.

Me gustaría resaltar el hecho de que no soy ningún crítico especializado, ni una persona especialmente buena dibujando. Soy, simplemente, un ferviente seguidor de la cultura japonesa que, a lo largo de los años, ha cosechado tantas lecturas como hojas tiene un árbol. Mis valoraciones, por lo tanto, se atañen a la pura y simple experiencia. Son muchas series las que he leído a lo largo de mi vida, y hoy quiero destacar a los dibujantes que más me han llamado la atención.

En segundo lugar, es importante señalar que siento especial predilección por la demografía seinen. Me gustan las historias oscuras, profundas y maduras. De hecho, considero que el mejor dibujo no es siempre el más elaborado o complicado, sino el que mejor se adapta a la historia. Ahora sí, por fin, puedo comenzar con mi ranking de los mejores dibujantes de manga.

#10 – Hugin Miyama

Dibujantes: Hugin Miyama

Un puesto, ciertamente, que se podría discutir muy abiertamente. Hugin Miyama es uno de esos dibujantes que pertenecen al grupo de los «desconocidos». Actualmente, trabaja en la adaptación manga de Overlord. No posee demasiada experiencia y, en realidad, solo podría destacarse dicha obra. Aunque no posee un estilo especialmente definido, he querido destacar a este dibujante por una simple razón: su potencial. Pese a su poca experiencia, es capaz de hacer dibujos realmente intensos. Destaca, especialmente, cuando se centra en Ainz Ooal Gown. Su capacidad para trasmitir el miedo, y encarnar la figura del mal en el Lich, es íncreible. Hugin pertenece a esa peculiar estirpe de dibujantes que tienen la capacidad de dar vida a sus dibujos. Considero que, con el paso de los años, puede convertirse en un verdadero monstruo…

#9 – Ito Ōgure

Dibujantes: Ito Ōgure (Oh! Great!)

Es posible que no os suene su nombre, pero es un grandísimo artista. Además, en la industria del manga no se le conoce por su nombre, sino como Oh! Great. Entre sus obras se destaca Tenjō Tenge y, por encima de cualquier otra, Air Gear. Ōgure es, sin lugar a dudas, un dibujante de primera clase con una fantástica progresión. Comenzó dibujando dōjinshi hentai hasta que, finalmente, se atrevió con otro tipo de historias. Su primer gran éxito fue Tenjō Tenge, pero su mención en esta lista es por Air Gear.

Ito es un mangaka con un trazo tremendamente limpio y expresivo, con gran profundidad y una extrema facilidad para plasmar emociones. Aunque es cierto que es muy propenso al ecchi, su habilidad es innegable. Asimismo, considero como una de sus grandes virtudes su facultad de plasmar la tensión del momento. Emplea las sombras con gran habilidad y maneja muy bien las expresiones faciales. Es proclive a dejar los escenarios en un segundo plano en favor de sus personajes.

#8 – Katsura Hoshino y Yusuke Murata

En el octavo puesto tenemos un empate. En primer lugar, Katsura Hoshino. Es la autora de D. Gray-Man, uno de los shōnen más populares en la actualidad. Yusuke Murata, por otro lado, es el dibujante de series tan reconocidas como Eyeshield 21 o One Punch-Man. Además, ambos son casos bastante famosos. La primera, por ejemplo, es bastante conocida por el parón de su manga, D. Gray-Man. De Yusuke podemos decir que es en cierto modo el descubridor de One Punch-Man; se percató de la popularidad del webcomic de One, y le ofreció hacer un manga ejerciendo, eso sí, él como dibujante. Fue, en cierto modo, su principal valedor.

Hoshino siempre ha destacado por poseer un estilo muy adulto. Su dibujo es realmente estilizado, y su trazo está dotados de una gran profundad. Es una artista muy original en términos de diseño. Asimismo, su estilo ha ido evolucionando de forma muy progresiva hasta adoptar un matiz perfecto para el tipo de historias que cuenta: un dibujo serio y algo oscuro con gran capacidad para trasmitir sentimientos y expresar la locura de sus personajes.

Murata, por otro lado, es un dibujante sin grandes fallas y muy profesional. No es tan original como el resto de integrantes de esta lista, pero sí uno de los más estables. Sus dibujos suelen gozar de un nivel mínimo bastante exigente, y es uno de los más realistas cuando se lo propone. Su potencial como dibujante se destapa en secuencias de «acción» o de gran intensidad. Las imágenes en estático no destacan tanto como, por ejemplo, en el caso de Yoshino, pero tiene una habilidad extrema a la hora de trasmitir velocidad, tensión e intensidad.

#7 – Tite Kubo

Dibujantes: Tite Kubo

Tite Kubo es, probablemente, uno de los mangaka más famosos del panorama actual. En la escena del manganime contemporáneo son pocos quienes no conocen al autor de Bleach. Podría dedicar un artículo entero dedicado a este peculiar autor, mas no creo que sea necesario. Es una figura muy conocida, y toda presentación que pueda hacer de su persona es poca. Me centraré, por lo tanto, en su dibujo. De la calidad del dibujo de Bleach ya os hablé, además, en uno de mis artículos anteriores. No lo hice, empero, tan profundamente como me habría gustado. Es por eso que, hoy, he querido darle este séptimo puesto.

Tite es un dibujante detallista; fondos y personajes, escenarios y vestuario… Todo goza de un gran nivel, y no es simplemente debido a la atención de sus ayudantes. Aunque está claro que su presencia, por la popularidad del manga, era una realidad, no hay que quitarle mérito al autor. Su capacidad para crear personajes y dotarles de una personalidad inconfundible era, y es, impresionante. Asimismo, dominó como pocos las sombras y las perspectivas. Sus batallas, siempre trepidantes, no resultaban tan confusas como podrían solo por su habilidad. Además, con el paso de los años terminó adquiriendo un tono más oscuro y siniestro de lo más locuaz; contemplar todos y cada uno de sus dibujos era un verdadero placer.

#6 – Kazuma Kondou y Jinsei Kataoka 

Dibujantes: Kazuma Kondou y Jinsei Kataoka

Dibujante y autor de Deadman Wonderland. El primero, Kazuma, es el artista principal del manga mientras que Jinsei, escritor, colaboró, de manera secundaria, con algunos de los dibujos. Considero necesario destacar a ambos, mas uno debe tener en cuenta que Kazuma es el principal protagonista de este sexto puesto.

De los diversos integrantes del ranking, posee uno de los estilos más crudos. Su forma de interpretar el manga es muy peculiar, y sus dibujos tienden a realzar el lado oscuro del ser humano. Su capacidad y su calidad es innegable, así como su frialdad: no le importa mostrar el dolor del ser humano ya sea de forma física o mental, y lo peor de todo es que lo hace realmente bien. Además, posee la habilidad innata de realizar dibujos tremendamente grotescos y desagradables de tal manera que causen verdadera incomodidad y malestar al lector. Se destaca por el contraste entre escenas, por su trazo «sencillo» y la facilidad de cambiar de una escena a otra. Le resulta increíblemente fácil pasar de la ternura a la repulsión, y del odio al cariño, con un simple dibujo… Simplemente sorprendente.

#5 – Takeshi Obata

Dibujantes: Takeshi Obata

Takeshi Obata saltó a la fama de forma relativamente reciente gracias al gran éxito de Death Note. Además, ha ejercido como artista de otras grandes series tales como Bakuman o Hikaru no Go. Asimismo, fue el encargado de dar vida a las ideas de Ryōsuke Takeuchi y Hiroshi Sakurazaka en All You Need is Kill, uno de sus mejores trabajos a nivel artístico. Obata es perro viejo de la industria, y uno de los mangakas más productivos del mundo. Su mera presencia es sinónimo de calidad, y son muchos los escritores que buscan de sus servicios. Estamos ante un artista consumado y con unas grandes bases.

Principalmente, Obata posee un estilo cuidado y extremadamente personal. Sus dibujos son inconfundibles, y suelen estar cargados de una gran carga emocional. Tiende a realizar tonos claros, y se destaca especialmente en las viñetas «sobrecargadas»; tiene la invaluable capacidad de dibujar escenas repletas de detalles sin que estos se molesten los unos a los otros. Los escenarios, los dibujos cargados de cientos de detalles, las escenas de tensión y sentimiento… Obata es un artista con tremenda adaptabilidad y mucha calidad. Asimismo, domina a la perfección las proporciones y sus dibujos no suelen dejar indiferente al público.

¡La semana que viene cerraremos el ranking de dibujantes con los cuatro primeros y las menciones especiales!

[Total:8    Promedio:1.9/5]