¿Sueñan los androides con ovejas electricas?, Philip K. Dick

492
0
Compartir

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? es, quizá, la obra más famosa de Philip K. Dick, una de las obras cumbres de la ciencia ficción distópica del siglo pasado, conocido por la gran mayoría por su otro nombre: Blade Runner, nombre que adoptó en la adaptación cinematográfica de Riddle Scott.

Titulo: ¿Sueñan los androides con ovejas electricas?
Autor: Philip K. Dick
Editorial: Booket

Edhasa

Género: Ciencia Ficción Distópica

Philip K. Dick…

Philip K.Dick

Philip K. Dick es uno de los autores más prolíferos y admirados en la ciencia ficción tanto por sus lectores como por la crítica.

Nació  el 16 de Diciembre de 1928 y murió el 2 de Marzo de 1982. Escribió más de cien novelas y relatos, siendo galardonado con el Premio Hugo en 1963 por la considerada como la obra maestra de las ucronías: El hombre en el castillo, novela ambientada en un Estados Unidos quince años después de que los aliados pierdan la II Guerra Mundial, gobernados por las potencias del eje.

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?…

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? o Blade Runner está ambientada en la Tierra tras una cruenta guerra nuclear que extermina del planeta a la gran mayoría de los animales, diezma la población humana y deja toda la atmosfera cubierta de una capa de polvo radiactivo que poco a poco mata a todo ser viviente. Los humanos tienen dos opciones entonces: emigrar a las colonias extra planetarias, o vivir como mejor puedan en la Tierra, a riesgo de quedar estériles o disminuidos psíquicos. Para poder colonizar el resto de planetas y hacer su estancia en la Tierra más llevadera, varias empresas han creado androides cada vez más sofisticados e indiferenciables a los humanos. Cuando un androide comete un crimen, deben ser eliminados por los caza bonificaciones, una sección especial de la policía donde a Rick Deckar le encargan de retirar seis androides Nexus-6. Pero, ¿es ético matar a seres tan parecidos a un ser humano, que siente y piensa como ellos de tal manera que a simple vista son idénticos?

En mi opinión…

La empatía es sin lugar a duda el protagonista indiscutible de la novela de Philip K. Dick.  No solo es el método más fiable para diferenciar un androide de un humano, si no que la nueva sociedad ha hecho de esta su modo de vida, su valor moral más importante. Todos quieren ser empáticos, esforzándose al máximo e incluso induciendo esa empatía mediante artilugios capaces de cambiar el estado anímico de quien los usa. La caza de Deckard a los androides solo es una excusa para mostrarnos como los androides carecen completamente de esta empatía pese a ser capaces de imitarla, y los debates éticos y morales que suponen para los cazadores de androides darles caza.

Esto se puede apreciar claramente en el trato que reciben los animales en el nuevo mundo: al quedar extintos en su mayoría (aves, reptiles y anfibios completamente),  cuidar un animal es la representación suprema de la empatía, pues dedicas tu tiempo a aquellos a los que por el egoísmo de la guerra exterminamos. Incluso comer carne o derivados animales es considerado una crueldad. Tan importante es el cuidado de un animal que determina la vida de los terrícolas: si no son capaces de comprar un animal de verdad, compran uno eléctrico para aparentar esa empatía.

La importancia de los animales en esta sociedad se ve representada también en su economía y forma de relacionarse. En el catálogo Sídney se publican mensualmente las tarifas de compra de los animales, así por ejemplo un avestruz pueden ser cientos de dólares, una cabra más de tres mil y un jilguero imposible de conseguir. Todos los personajes durante la novela harán referencia a ese catálogo de una manera u otra, de hecho vida de Deckard está completamente condicionada por lo que esa revista cuenta y por los precios que le adjudica a los animales, pues no quiere seguir cuidando de una oveja eléctrica y está decidido a hacer lo que sea por conseguir una real.

Y no solo la economía que mueve el Sídney es importante, la información sobre los animales se vuelve un bien de comercio de primerísimo valor.

El poder de una información privilegiada no solo es visible con la economía animal, también puede apreciarse en la batalla que libran dos modelos sociológicos por el poder de la sociedad: Wilbur Mercer y el Amigo Buster.

Al más puro estilo orwelliano, dos potencias se pelean por dominar nuestra conciencia de grupo: por un lado esta Mercer, creador del mercerismo y máximo exponente de aquella empatía de la que ya se ha hablado. Mercer, mediante las llamadas cajas empáticas, consigue que un ser humano se funda en una conciencia colectiva mientras tiene la sensación de que escala una ladera por la que le tiran rocas. Mientras suben, son capaces de compartir como se sienten en ese momento, de modo que los que estén más contentos puedan animar a los que más tristes están.

Por otro lado se encuentra El Amigo Buster, un programa de televisión diario que no termina nunca (veinticuatro horas seguidas) dónde no queda claro de que se habla, que tiene un formato de entrevista y telediario con el que las personas mantienen su mente ocupada. Algo parecido podemos encontrar en Fahrenheit 451 con los “familiares” de Mildred.

La información que uno u otro posee del contrario les hace estar cada vez más cerca de hacerse con ese control que buscan.

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? no solo es una mera historia de cazadores que persiguen androides, si no que posee una trama donde la información privilegiada y la economía zoológica toman su propio protagonismo desde el primer momento, pues alimentan el poder de la nueva Tierra y las relaciones entre las personas y androides.

Puntuación: 9/10
[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario