San Manuel Bueno, mártir de Miguel de Unamuno

65
0
Compartir

Un clásico imprescindible, una historia conmovedora y tan real que os hará brotar las lágrimas. Un dolor reflejado en breves páginas más intenso que el de ninguna novela que haya leído. La obra maestra, según muchos, del gran genio Unamuno: San Manuel Bueno, mártir. 

Datos sobre el libro…

Título: San Manuel Bueno, mártir

Autor: Miguel de Unamuno.

Editorial: Cátedra.

Contexto: escrita en 1930 y publicada por primera vez en 1931 en la revista La novela de hoy. El tema en el que se basa son los problemas de fe.

Sobre el autor…

Miguel de Unamuno fue escritor y filósofo perteneciente a la generación del 98, rector de la Universidad de Salamanca tres veces y diputado de las Cortes desde 1931 hasta 1933 por Salamanca.

Teatro, poesía, novelas y ensayos, muchos fueron los géneros que cultivó este gran autor. Su obra influyó en Ramón Valle-Inclán y, más tarde, en Lorca.

Algunas de sus mejores obras y más conocidas son Niebla, Amor y Pedagogía o La tía Tula. Además, por supuesto, de la protagonista de hoy: San Manuel Bueno, martir. 

La formación filosófica de Unamuno fue bajo el racionalismo y el positivismo. Durante su juventud, sus ensayos y escritos dejaban ver una simpatía por el socialismo y su gran preocupación por la situación en la que se encontraba España. Y, aún hoy en día, sus palabras nos hacen reflexionar y estremecernos:

“La barbarie es unánime. Es el régimen de terror por las dos partes. España está asustada de sí misma, horrorizada. Ha brotado la lepra católica y anticatólica. Aúllan y piden sangre los hunos y los hotros. Y aquí está mi pobre España, se está desangrando, arruinando, envenenando y entonteciendo…”

San Manuel Bueno, mártir.

Como ya he mencionado, muchos consideran esta historia la obra maestra de Unamuno. La historia nos la cuenta en primera persona Ángela Carbanillo, una joven residente de un pequeño pueblo de Zamora, Valverde de Luna. La protagonista conoce a Don Manuel, el cura del pueblo y santo para todos sus residentes. Ella siente una gran devoción por él, al igual que su madre, una mujer piadosa y temerosa de Dios y todos los vecinos. Pero Don Manuel guarda un secreto, una carga que solo llega a compartir con el hermano de Ángela, Lázaro y con ella misma. Las dudas que aferran el alma del cura lo atormenta cada día. Sin embargo, jamás abandona a sus feligreses, nunca les cuenta la verdad, pues sabe que los destrozaría. Él consuela a los desolados, presta ayuda a los desamparados y atiende a los enfermos. Es, en todos los sentidos, un santo. Su vida llega a su fin y el pueblo estalla en lágrimas y angustia al perder a su querido Don Manuel. Pero solo Ángela y Lázaro conocen la angustiosa verdad que San Manuel cargaba.

Opinión personal

No hay mucho más que decir. Es un libro que todo el mundo debería leer. Puede que por las preferencias lectoras de cada uno suscite dudas, pero merece la pena aparcarlas y dedicarle un rato a esta historia. El simbolismo que nos muestra Unamuno en la novela es inmejorable. El lago de Valverde de Lucena, la montaña, la nieve… la angustia entre la necesidad de sentir una fe y la falta de capacidad para ello. La tristeza de Don Manuel nos embriaga y nos afecta a todos.

No muchos libros son capaces de hacernos sentir como lo hace esta obra mágica y maestra. En tan pocas páginas nos abre el corazón y nos muestra una realidad dolorosa. Una trágica decisión y una vida entregada con una angustia que no cesa hasta la muerte.

No podía ser menos, y no hay valoración que esté a la altura, pero a San Manuel Bueno, mártir le doy un 10/10.