Review manga: ‘Trampas agridulces’

Reseña del manga 'Trampas agridulces' de Mai Andō licenciado por Fandogamia

269
0
Compartir

Un poquito de romanticismo

Muy buenas a todos, hace mucho que no hacía una review en condiciones sobre un manga, así que aquí me encuentro, preparando una novedad de la editorial Fandogamia que licenció Trampas Agridulces.

Dicho esto doy comienzo:

Título: Trampas agridulces (あまくてズルい罠のなか)

Autora: Mai Andō

Demografía: Shōjo

Género: Comedia, escolar

Editorial: Sho-Comi (Japón), Fandogamia (España)

Formato: Tomo único. Rústica con sobrecubierta, 200 págs. Blanco y negro

Precio: 7,5 €

Fecha: 2014

Sinopsis

A Momo lo que se le da bien es el baloncesto, y no tiene interés en hablar de chicos. Pero de repente, un día llega a su clase Jun, un chico nuevo y muy guapo…¡que se le declara!

En realidad, Jun es amigo de Momo de cuando ambos iban a la escuela media. Antes él era para ella un chavalito monín y poco más, pero Jun estaba prendado de Momo. Para conseguir que ella se fijara en él, durante todo este tiempo Jun se ha vuelto mucho más guapo y atractivo, ¡y ahora ha regresado!

Jun va muy sobrado y Momo no puede evitar caer en sus agridulces y amorosas trampas. ¡¿Qué puede llegar a ocurrir?!

Datos sobre Trampas Agridulces

Su autora es Mai Andō, conocida por debutar con el manga Himegoto Mada Mada en Japón en la revista Sho-Comi el 15 de octubre de 2012. En la actualidad sigue participando muy activamente en Sho-Comi. En España se encargó de licenciarlo la editorial Fandogamia en mayo de este mismo año.

Ilustración

Como siempre, no puedo evitar hacer un apartado hablando sobre todos los mangas que leo. Y es que en especial el estilo de Mai Andō no me disgusta. Lo cierto es que su ilustración es bonita y los personajes se ven muy atractivos, pero también en algunas escenas se notan algo «deformes».

Aunque me gusta que conserve un poco ese estilo de dibujo de los mangas de los años 90.

Mi opinión tras leerlo

Sinceramente al principio no me causó ninguna emoción especial en leerlo, pero tras pensármelo un poco decidí darle una oportunidad y la verdad es que fue toda una sorpresa.

Al principio pensé : «Bah seguro que es uno de esos shōjos típicos en los que chico conoce chica y se enamora». ¿La verdad? Sí que lo es, pero lo hace de una forma tan diferente a otros muchos que he leído que no pude evitar, efectivamente, caer en su trampa.

¿Qué tiene de especial? Pues para empezar que para ser un solo tomo comprimido nos sorprende con 3 historias diferentes. Y sí, aunque se trate de historias románticas, a mí personalmente me gustaron todas; las encuentro bonitas, porque reflejan cómo es la adolescencia.

Una cosa que me sorprendió bastante fue se hablará de sexualidad tan abiertamente, ya que lo normal es que en estos tipos de mangas sea algo tabú.

También quiero añadir que me gustó la comunicación que hace la propia autora en esquinas del manga contando un poco sobre ella, los personajes, anécdotas y cómo fueron creados. Me dio un poco de nostalgia leerlo porque me recordaba a Natsuki Takaya, autora de Fruits Basket. Usaba el mismo método en sus tomos para contar un poco sobre ella y los personajes. Simplemente un detalle de la autora que personalmente, me pareció agradable.

En líneas generales, el manga me ha gustado. Teniendo en cuenta que es un género diferente del que suelo leer y como me ha sorprendido con su sencillez le doy un 8 sobre 10.

También os recomiendo leerlo a los que seáis adictos a las cosas dulces y románticas.