Review manga: ‘My Hero Academia’ #12

Reseñamos el tomo #12 de 'My Hero Academia', licenciado por Planeta Cómic

136
0
Compartir

My Hero Academia #12

Review manga: 'My Hero Academia' #12

¡Hola, muy buenas! Hoy estamos de vuelta con My Hero Academia, licenciado por Planeta Cómic. En esta ocasión, sin embargo, os hablaremos del volumen #12 de la serie. Recordamos que hablamos de un tomo en formato C6, de tapa blanda y con 192 páginas en blanco y negroNormalmente, en mis reviews suelo dedicar un margen muy amplio a las distintas características de la edición. Sin embargo, a estas alturas de la temporada, My Hero Academia ya es casi un viejo conocido para todos. En ese sentido, la edición de Planeta Cómic parece querer emular todo aquello de lo que dispone la original. De hecho, es muy posible que el próximo tomo incluya los resultados de la primera encuesta de popularidad. Volviendo al tema, la encuadernación es rústica y tiene un precio de 6,95 €.

Argumento

My Hero Academia Review manga My Hero Academia 12My Hero Academia #12 nos introduce en la primera parte del arco de las licencias provisionales de héroe. Podemos dividir el tomo en dos partes: entrenamiento y examen de licencia.

En la primera parte comienzan a observarse algunas de las consecuencias de la batalla entre All Might y One for All. El antaño héroe número 1 del ranking de héroes se ha convertido en una persona que proteger. Su objetivo, ahora, es convertirse en buen profesor para sus alumnos y un buen maestro para Izuku. De hecho, y por fin, el joven heredero de All for One comienza a desligarse de la pesada sombra de Toshinori. Comprendiendo que no puede ser como él se sumergirá en una nueva búsqueda: la de su nuevo estilo. Lo hará en el marco de una serie de entrenamientos propuestos por el instituto y los profesores; los alumnos, para enfrentarse a la obtención de licencias provisionales, comenzarán un adiestramiento con el cual perfeccionar y desarrollar sus propias técnicas especiales.

La segunda parte tiene por objeto introducirnos en el examen de licencia provisional. De hecho, este duodécimo volumen introduce y finaliza la primera parte del examen, pues sobran las páginas. Es una fase rápida y ágil, y eso es bueno. La acción, aunque mucho menos épica que en tomos anteriores, no se hace pesada. A su vez, la tensión existe, pero es leve, lo cual es de agradecer tras los últimos eventos acaecidos. Kōhei Horikoshi domina la montaña rusa de la tensión; la saga sirve como un pequeño paso con el cual recordar que, pese a todo, siguen siendo estudiantes.

Nuevos personajes

Aunque no quiero profundizar demasiado en este apartado, hay ciertos personajes que son dignos de mención. Por primera vez en la historia se presentan otros institutos de héroes. Por un lado tenemos a Ketsubutsu con la profesora Ms. Joke, vieja conocida de Aizawa, y su estudiante más destacado: Shindō. Este, en particular, presenta una dualidad muy interesante entre lo que aparenta ser y lo que en realidad es.

Por otro lado, y con total merecimiento, quien colma la escena con su presencia es el instituto Shiketsu. De buenas a primeras, hay tres personajes que logran robar el protagonismo de nuestra querida academia U.A., o Yūei si nos remitimos a la transcripción japonesa de su nombre empleada por los traductores de Planeta. Volviendo a los personajes, el gran vencedor es Inasa. Se muestra muy poco de su don, pero parece ser tremendamente poderoso. Además, tiene cierta relación con la academia Yūei; también parece tener algo en contra de Todoroki… ¿Qué será? Sea como fuere, la proliferación de nuevos rivales de entre 15 y 18 ayuda mucho a que el manga se asiente como un gran shōnen.

Seguidamente tenemos a Kemy Utsushimi. Su introducción es sencilla, pero cuando entra en acción… Trasmite malas vibraciones. De hecho, su carácter no se corresponde a la de una estudiante que quiera ser una heroína. Parece estar desquiciada. Es extraño; con toda seguridad esconde algo. Finalmente, mi favorito: Seiji Shishikura. Cuan caballero oscuro, se opone a los estudiantes de Yūei sosteniendo una muy peculiar visión de cómo debe comportarse un proyecto a héroe. Su don me encantó, de verdad. Es lóbrego, siniestro y un tanto asqueroso, pero muy divertido. Sin embargo, sigue siendo un niño de quince años con un temperamento un tanto explosivo. Personalmente, un personaje con un diseño muy atractivo.

Evolución estética

¡No creáis que los nuevos institutos se quedan con todas las sorpresas! El nuevo arco y el entrenamiento de técnicas infalibles (así es como han sido traducidas, cosa que no me termina de convencer) dotan al manga de una evolución estética muy notable, o lo que es lo mismo… ¡Nuevos trajes de héroe! En ese sentido, Izuku sigue apostando por una apariencia muy sobria y para nada destacable. No quiero decir que sea fea, ni mucho menos, sino que es muy sencilla. Creo que el gato al agua se lo lleva, en ese sentido, Kaminari. Aunque su apariencia no cambia en exceso, su nuevo look, sumada a las ventajas de los nuevos accesorios de su traje, hacen de él una muy seria amenaza para sus rivales.

Review manga My Hero Academia 12De hecho, creo que este desarrollo es uno de los puntos fuertes de la serie. A diferencia de otras franquicias, sentimos el crecimiento de los personajes casi como algo propio. Su evolución, tanto a nivel de personalidad, diseño y potencial de combate es muy sobrio. Incluso Bakugō y Todoroki parecen haber crecido, aunque más en el plano mental.

Algo que sí me ha desagradado un poco más es la presencia del ecchi, aunque por suerte es bastante escaso. Nunca he creído que este sea un recurso necesario, pero… Se nota, a leguas, que a Kōhei le gusta el recurso. Así se ve en la escena en la que vuelve a aparecer Mei Hatsune y las palabras del propio autor respecto a esto. Sinceramente, celebrar el centenar de capítulos destacando los pechos de un personaje de quince años no es algo que termine de convencerme.

Conclusiones

Trataré de ser breve. My Hero Academia es una serie de gran nivel. El duodécimo tomo sirve para rebajar la tensión de tomos anteriores y volver a ponernos en situación. Ahora, y tras distanciarse brevemente de la dualidad entre héroes y villanos, volvemos a centrarnos en los estudiantes. Esto permite que el lector no se vea abrumado por una tensión continua y total. El tomo, como tal, no presenta una acción trepidante ni una epicidad total, pero el nivel de dibujo sigue siendo muy bueno.
El argumento, a su vez, se ve reforzado por esta fase de relax, así que os lo recomiendo mucho. Personalmente, pienso que toda historia tiene que tener picos y descensos; no se puede vivir en un clímax sempiterno que nos tenga en todo momento en vilo. Sí que he echado de menos alguna que otra página a color, pero eso no es cosa de Planeta, sino de la editorial original: si el editor no pide páginas a color al mangaka, no hay páginas a color. Sin embargo, tratándose del capítulo 100, creo que habría estado bien alguna que otra sorpresa para el lector. Finalmente, si tuviese que valorar la serie hasta el momento y, más concretamente, el tomo en cuestión, le daría un notable.

Sinopsis de My Hero Academia #12

¡En primavera, más risas! ¡¡Festival del humor de héroes!! ¡Esto de las técnicas infalibles me está emocionando! ¡Voy a mejorar el traje y tendré un estilo nuevo! ¡Vamos a por el examen de la licencia provisional! ¡A romper el cascarón y convertirnos en polluelos! ¡Plus ultra (más allá)!

¿Dónde puedo comprarlo?

[Total:1    Promedio:5/5]