Review manga: ‘Marine Blue’ #2, de Ai Yazawa

Reseñamos el tomo 2 de 'Marine Blue', de Ai Yazawa y editado por Planeta Cómic

333
0
Compartir

El azul que abraza al viento, vol. 2

Marine BlueTítulo: Marine Blue
Autora: Ai Yazawa
Demografía: shōjo
Volumen: 02/04
Año de publicación: 1989
Formato: rústica (tapa blanda) con sobrecubierta
Páginas: 200 págs. blanco y negro
Precio: 7,95 €
ISBN: 978-84-9146-091-6
Editorial española: Planeta Cómic
Editorial japonesa: Shūeisha

Sinopsis

Haruka Tachibana es una estudiante de primer curso de bachillerato. A ella le gustaba un chico en primaria que se llama Tôru Arikawa. Sin embargo, Tôru se marchó a Estados Unidos sin despedirse de ella y dejándole a cargo de su perro Dolphin. Durante las vacaciones de verano, Haruka trabaja en la cafetería del padre de Ippei Shimizu. También se ha apuntado su amiga Tomoyo Kitada. Un día, se reencuentra con Tôru después de cuatro años cuando este estaba haciendo surf. Tôru e Ippei se hacen amigos y el verano resulta interesante. Empiezan las clases de nuevo y Tôru entra en el instituto de Ippei y se apunta al club de fútbol con él. Haruka apenas ve a Tôru y descubre que Tomoyo también está enamorada de él y le resulta devastador.

Datos sobre Marine Blue y Ai Yazawa

Marine Blue (マリンブルーの風に抱かれて) es una serie manga de cuatro tomos creada por la mangaka Ai Yazawa. El manga se publicó en la revista Ribon Magazine de Shūeisha entre 1989 y 1992. Marine Blue cuenta la historia de Haruka, una joven que se reencuentra con un amor de su adolescencia.

Ai Yazawa es, sin dudas, una de las autoras más conocidas y alabadas del mundo del manga, en concreto del shōjo y el josei. Con apenas 17 años, la joven Yazawa comenzó su andadura por el medio y actualmente cuenta con más de 10 obras publicadas. Entre su bibliografía destacan obras como Paradise Kiss o NANA, la cual es quizás la más popular de todos los mangas de Yazawa. Recordemos que Ai Yazawa declaró que daría final a NANA, manga que dejó inconcluso por motivos de salud.

Comienza el verdadero drama

Tras un primer tomo introductorio, Ai Yazawa nos sumerge de lleno en esta segunda parte de su obra Marine Blue. Aquí la autora se permite desatar el verdadero drama y la pasión que no parecían despegar del todo en su primer tomo. De hecho, la historia prácticamente comienza con un trágico accidente que marca a la protagonista y al resto de personajes —evidentemente, no diremos qué pasa para no destripar la historia—.

Personajes

Este fatídico accidente sirve como puente para mostrar el lado más dramático de los personajes. La protagonista, Haruka, que ya de por sí es dramática, saca su lado más triste y melancólico. Lo mismo ocurre con el resto de personajes: Tôru, Rika, Tomoyo…

Aunque, por suerte, no todo es tristeza: este segundo tomo también saca el lado positivo y esperanzador de los integrantes de la historia. Los eventos dramáticos constituyen un puente para el desarrollo de los personajes, los cuales ganan humanidad y empatía con el espectador. Haruka, si bien sigue siendo una protagonista un tanto «sosa», se descubre como una fémina insegura, pero valiente a su manera. Así, Yazawa consigue dotar al personaje central de Marine Blue de cierta chispa que se echaba en falta en el primer volumen.

Mi caso es el opuesto al de Haruka: estudié en escuelas mixtas y tuve la suerte de tener muchos amigos. Pasé una época estudiantil memorable. Las sonrisas y las lágrimas compartidas entonces son las que quiera reflejar en la obra.

 

—Ai Yazawa

Las relaciones amorosas, por su lado, también mejoran en cuanto a tensión narrativa. La introducción del primer tomo sirve para que en esta continuación se pueda centrar de lleno en los sentimientos de los personajes sin necesidad de explicarse todo el rato. Así, encontramos tramos más sutiles y delicados que al principio y momentos más tensos que, seguramente, conseguirán enganchar a más de un lector.

Dibujo

En Marine Blue #2 los dibujos siguen muy en la línea del volumen #1. Ai Yazawa demuestra que es una gran mangaka: las expresiones faciales son buenas y la introducción de elementos dramáticos sirven de excusa para desatar su potencial como dibujante. Por poner un ejemplo, Haruka pasa por varios estados de ánimo: tristeza, alegría, miedo… Todos ellos se captan bien y el cambio no resulta, en definitiva, artificioso. El trabajo de fondos sigue siendo simple ya que, como pudimos entrever en su primer tomo, Marine Blue es una obra sobre los personajes, más que sobre el mar o el entorno —aunque este no deja de ser representativo y esencial para la historia—.

Traducción

La traducción de Ayako Koike (Daruma) sigue siendo más que decente. Hay poco que añadir que no sea positivo: los diálogos son totalmente comprensibles, las alusiones y comentarios de la autora dentro del manga tienen sentido y el cambio de registro no supone un choque para el espectador. Esperemos que siga así en su tercer tomo, el cual se espera que salga al mercado el próximo 3 de octubre.

En definitiva…

Marine Blue

¿Ha mejorado Marine Blue en este segundo tomo? La respuesta, al menos por parte de este redactor, es sí. La historia y los personajes finalmente se vuelven más interesantes; se comienzan a plantear dilemas y situaciones más complejas que proporcionan al lector de un aliciente muy apetitoso. ¿Es de lo mejor de Ai Yazawa? Probablemente no, pero es una lectura disfrutable —sobre todo si se te gustan los dramas— con un dibujo notable y característico. Con esto llegamos a la mitad de esta obra. Toca ver qué nos deparan los siguientes dos tomos de esta serie.

[Total:2    Promedio:5/5]