Review manga: ‘Marine Blue’ #1, de Ai Yazawa

Reseñamos el tomo 1 de 'Marine Blue', de Ai Yazawa y editado por Planeta Cómic

106
0
Compartir

El azul que abraza el viento, vol. 1

Marine BlueTítulo: Marine Blue
Autora: Ai Yazawa
Volumen: 01/04
Año de publicación: 1989
Formato: 11,1 x 17,7 cm, rústica (tapa blanda) con sobrecubierta
Páginas: 176 págs. blanco y negro
Precio: 7,95 €
ISBN: 978-84-9146-090-9
Editorial Española: Planeta Cómic
Editorial Japonesa: Shūeisha

Datos sobre Marine Blue y Ai Yazawa

Marine Blue (マリンブルーの風に抱かれて) es una serie manga de cuatro tomos creada por la mangaka Ai Yazawa. El manga se publicó en la revista Ribon Magazine de Shūeisha entre 1989 y 1992. Marine Blue cuenta la historia de Haruka, una joven que se reencuentra con un amor de su adolescencia. Planeta Cómic resume la historia de este primer tomo así:

En una playa plagada de recuerdos, Haruka se reencuentra con Arikawa, una escena con la que había soñado mil veces…

Ai Yazawa es, sin dudas, una de las autoras más conocidas y alabadas del mundo del manga, en concreto del shōjo y el josei. Con apenas 17 años, la joven Yazawa comenzó su andadura por el medio y actualmente cuenta con más de 10 obras publicadas. Entre su bibliografía destacan obras como Paradise Kiss o NANA, la cual es quizás la más popular de todos los mangas de Yazawa. Recordemos que Ai Yazawa declaró que daría final a NANA, manga que dejó inconcluso por motivos de salud.

Marine Blue, un shōjazo ochentero

Ahora toca volver con lo que nos ocupa hoy. Como ya sabéis, hoy reseñamos el primer tomo de Marine Blue. Esta supone la sexta obra de Ai Yazawa, aunque, cronológicamente es la más antigua de la autora de las publicadas en España. Así, esta es la primera incursión para el público de uno de los «primeros» mangas de Yazawa.

No me gusta tomar el sol ni nadar, pero sí el verano y el mar. He convertido a estos personajes en la manifestación de mi sueño de querer vivir al lado del mar; a partir de esa idea se ha gestado esta obra.

 

—Ai Yazawa hablando sobre ‘Marine Blue’

Dibujo

Las obras de Ai Yazawa siempre han sido características, entre otros aspectos, por su particular dibujo. Y Marine Blue no es una excepción. Aunque en trabajos posteriores el apartado artístico mejora, es innegable la calidad presente en Marine Blue. Los fondos no son especialmente espectaculares —salvo alguna viñeta donde vemos el mar, las olas o la playa— ya que este primer tomo se centra casi por completo en los personajes y sus historias.

Los rasgos de los personajes son muy yazawianos; cualquier persona familiarizada con la obra de esta autora sabrá de lo que hablo. Hombros enormes, rostros alargados, cuerpos delgados… Una vez más, vemos que Yazawa mantiene su estilo en la representación de los personajes. Las expresiones, por otro lado, son decentes y consiguen representar con éxito el estado de ánimo de los personajes con una delicadeza común a todas las obras de esta mangaka.

Personajes

Este apartado supone uno de los más importantes de este primer tomo. Se nos presenta a la protagonista, su historia y con ella al resto de personajes secundarios: su amiga, su amor de la infancia, su primo… Sin embargo, bien por ser una obra más «primeriza» o por falta de desarrollo al solo haber podido leer el primer tomo, los personajes no consiguen enganchar del todo al espectador.

Líneas atrás decíamos que Marine Blue era un shōjazo, pero en este caso su connotación es más bien negativa. El desarrollo y la introducción de los personajes y conductores de la historia está llena de tópicos: chica enamorado de un amigo de la infancia, amiga enamorada del amor de la protagonista, amigo enamorado de la protagonista… Los ávidos lectores de shōjo seguro que reconocerán estos casos en decenas de obras.

Marine Blue además es una obra, al menos de momento, muy ligera y sin apenas tensión narrativa. Aunque el dibujo es tierno, las acciones y lo que ocurre en torno a los personajes es ciertamente previsible y no consigue impactar en el lector. Las relaciones amorosas son superficiales y avanzan a trompicones, de modo que resulta difícil conseguir empatizar con los momentos más «dramáticos». Se echa en falta esa garra y esos personajes carismáticos que Yazawa ha mostrado en otras obras suyas como Paradise KissNANA.

Marine Blue

Eso sí, seamos justos, se trata de un manga concebido hace más de medio siglo; muchos elementos quizás a día de hoy nos parezcan absurdos o trillados, pero finalmente resulta una obra fácil de leer, bonita —al menos en lo que a estética se refiere— y que un buen fan de Ai Yazawa no debería perderse, bien por el dibujo o bien por la curiosidad de conocer la historia.

Traducción

Como en muchas otras licencias de Planeta, la traducción de esta serie corre a cargo de Daruma, en concreto de la traductora Ayako Koike. En general, el trabajo realizado es más que decente: encontramos vocabulario y expresiones juveniles en boca de los personajes —lo cual resulta coherente ya que hablamos de chicos y chicas de 17-18 años—. Los textos no tienen erratas y mantienen coherencia en todo momento. Una traducción más que correcta y que esperemos que se repita en el resto de tomos.

En definitiva…

Marine Blue

Entonces, ¿merece la pena Marine Blue? Como siempre, depende. No se trata de una obra especialmente inspirada, de modo que probablemente cualquiera que no sea muy fan del romance no vaya a disfrutar plenamente de este tomo. Ahora bien, los seguidores de Yazawa no deben pensárselo dos veces. Se trata de un tomo con una edición sencilla pero muy bella, con un estilo muy agradable a la vista y con unos personajes no especialmente bien escritos, pero con potencial para futuros capítulos.