Review e historia de Lobezno: Origen (parte uno)

732
0
Compartir

El porqué de la creación de Lobezno: Origen

Han pasado más de veinte años desde que Logan apareció por primera vez en un cómic de Marvel, más concretamente en la última viñeta del Increíble Hulk #180 de 1974. Nada indicaba por aquel entonces que nos íbamos a encontrar con el personaje estrella en el que se acabó convirtiendo. Su evolución fue un proceso que generó debate entre los autores que le dieron vida en origen y posteriormente. Len Wein y Herb Trimpe fueron los padres naturales del personaje. Len lo veía como un joven de 18 años ataviado con unos guantes con garras. Sin embargo, fueron Chris Claremont y Dave Cockrum quienes encumbraron a la fama, y el Lobezno que tenían en mente podía sacar las garras de su propio cuerpo.

Tras años y años de éxito dentro de los X-Men, nunca se había explicado el origen de este personaje. A lo largo de su historia, fueron desgranándose piezas de su pasado, como su participación en la Segunda Guerra Mundial, sus vínculos con Japón, e incluso su participación en la Guerra Civil española como viene indicado en mi entrada del martes pasado. El acercamiento más próximo que tuvimos hasta hace nada fue Lobezno: Arma X en 1994, que de una forma magistral narra el proceso de inserción del adamantium en el esqueleto del protagonista.

Arma X

Escena del adamantium tan cual se vió en las películas

Si no se explicó un origen antes en parte fue una maniobra de marketing. En palabras del propio Claremont: “Con Lobezno, cuanto menos se conozca de su pasado, mejor. Él es en sí un misterio, un enigma. Una vez la historia sea contada jamás se podrá tirar la misma atrás”. Y entonces llegó el empujoncito esperado. Con las adaptaciones cinematográficas de los X-Men, desde la editorial vieron el peligro que se corría: Lobezno era sin duda el mutante más popular, y había un gran riesgo de que se lanzara una serie de cintas protagonizadas exclusivamente por Logan (y así sucedió), en el que se narrara su origen.

El guionista Paul Jenkins propuso a Marvel la idea, a contar no toda pero si parte de la historia de Lobezno. No desvelarlo todo, pero sí de dónde procede. Desde la editorial, existían ciertas reservas, pero el proyecto salió a la luz. Junto a Jenkins trabajaron Joe Quesada y Bill Jemas. La historia no solo fue un éxito de ventas sino que no cerraba todas las puertas y dejaba mucha tela que cortar todavía. Por ejemplo, deja a la imaginación del lector si el personaje “Perro” es realmente el futuro “Dientes de Sable”, o quién sabe. En palabras de Jenkins, “mientras el próximo guionista que venga respete al personaje y escriba una buena historia, cualquier cosa podría suceder”.

Dientes de Sable

Similitudes con la película

Como la mayoría de películas protagonizadas por personajes Marvel, X-Men Orígenes: Lobezno (2009) finalmente estuvo plagada de referencias a historias pasadas. Si no habéis visto la película, y os importa el asunto de los spoilers, saltaos todo hasta el último párrafo. El origen de Logan, de hecho, está tomado directamente del cómic (mansión canadiense del siglo XIX). El mutante  pero con tres pequeñas variantes. La primera es convertir a “Perro” en hermanastro de Logan (algo que sólo aparece insinuado en los tebeos). La segunda, que efectivamente Perro se convierte en Dientes de Sable, que el cómic ni confirma ni desmiente. Y la diferencia quizá más grande, que es la ausencia de Rose, uno de los personajes centrales del cómic.

La pequeña Rose

Guiños

Uno de los guiños más impresionantes, y con la que nos intentaron vender el film, es la escena de la inserción del adamantium en el cuerpo de Lobezno, aunque los motivos poco tienen que ver con los del cómic Arma-X. Otro destacable es la pelea contra Gambito, aunque poco tenga que ver. Esta escena insinuó en el cómic un relevo generacional entre ambos personajes, algo que finalmente nunca se produjo (Uncanny X-Men #273). Una secuencia para los más veteranos es la muerte de la novia de Logan, en una escena casi calcada como la que sufrió Zorra Plateada.

Aunque si por algo recordamos la película es por la infame aparición de Deadpool, interpretado por Ryan Reynolds, que generó de todo menos contento entre los fans. No obstante, quizás por eso el actor intentó sacarse la espinita y nos deleitó con su propia película unos años después.

¿?

Muchos son los homenajes que encontramos en la película, algunos acertados y otros, versiones que nos dan un nuevo punto de vista de historias pasadas. Tras la siguiente adaptación protagonizada por Lobezno, cuya calidad también fue cuestionable, solo nos queda esperar a que Logan, que se estrena este 3 de marzo, sea una película memorable que sirva como punto final a la historia del mutante y su encarnación llevada a cabo por Hugh Jackman. Todo parece indicar que esta vez, sí. Antentos a la próxima, que la entrada continúa con la review. ¡Saludos!

[Total:0    Promedio:0/5]