Review e historia de Lobezno: Origen (parte dos)

642
0
Compartir

La semana pasada en esta página hablábamos sobre la historia de la creación del cómic “Lobezno: Origen”. En esta parte, haremos una breve review. El argumento, el origen de Lobezno, que como decíamos la semana anterior era un arma de doble filo, es obra de los autores Bill Jemas, Joe Quesada y Paul Jenkins; siendo este último también guionista. El dibujo a lápiz es fruto de Andy Kurbert, y el color digital de Richard Isanove. La traducción oficial al español se la debemos a Paco Reina.

El trazo no está definido y el color acompaña: las viñetas tienen un aspecto muy original siempre. Realmente, parecen todas pintadas a mano con lápices de colores. Colores por otra parte vivos, pero no chillones, que consiguen la ambientación de un Canadá en el siglo XIX. Algunas escenas son sencillamente espectaculares.

La historia acompaña, desde luego. Arranca cuando la familia Howlett, un clan adinerado con tierras trabajadas por los aldeanos a su cargo, recibe a la pequeña Rose. La niña perdió a sus padres por la gripe, y una doncella del servicio conocía a su tía, por lo que le aconsejó que probara suerte en la mansión para que la aceptaran como compañía del pequeño James Howlett, el hijo enfermizo del señor de la casa. Su madre había perdido el juicio, y su abuelo el viejo Howlett es huraño y malhumorado, todo lo contrario que su hijo. Aceptan a Rose, que finalmente se hace amiga tanto de James como de “Perro”, un pequeño pillo hijo de Logan, un trabajador borracho y violento.

OJO: SPOILERS

A partir de aquí vienen destripes de la historia (aunque no por completo, pero me hacen falta para comentar una cosa muy concreta), por lo que puedes saltarte este y los siguientes dos párrafos. Rose ya se ha adaptado a la casa, pero en una ocasión se equivoca, entrando en el ala donde vive la madre de James, a la que descubre con grandes arañazos en su espalda.

A pesar de que los tres amigos se lleven bien, las diferencias de clase hacen mella. James y Rose llevan una buena vida en la mansión, mientras que Perro es pobre y en casa recibe constantemente palizas de su padre. Esas diferencias crecen como lo hacen ellos también. Ya siendo adolescentes, Perro solo causa problemas y continuamente acecha a Rose para abusar de ella. La joven se defiende por sí misma, mientras que James lo único que puede hacer, siendo tan débil, es avisar a su padre. Éste, como represalia, advierte a Logan, que a su vez pega de nuevo a Perro.

En venganza, sorprende a James en una visita a la tumba de su hermano. En la pelea, el perro de James trata de defenderlo, pero el agresor lo acuchilló delante de él. El señor Howlett finalmente despide a Logan y lo destierra de sus propiedades. La escala de violencia aumenta, y Logan e hijo invaden la mansión de noche, armados. Matan al señor Howlett delante de James, Rose y Elizabeth, su esposa. Ésta parece mostrar una confianza excesiva con Logan y Perro.

Al ver a su padre muerto, James entra en cólera, y de sus brazos surgen garras de hueso, con las que ataca a Perro y mata a Logan. James intenta buscar consuelo en su madre, que le repudia, le acusa de monstruo y le da un tortazo. Al parecer, su difunto hermano también nació con ese “don”. Rose y James escapan, y Elizabeth, después de consolar a Perro, se suicida.

Escapando de su hogar, sin saber muy bien que le sucede, James parte con Rose. Poco a poco va controlando sus poderes y haciéndose fuerte… Llegado el momento, necesita utilizar un nombre falso con el que poder pasar desapercibido, y elige el primero que se le pasa por la cabeza: Logan. Necesitaba llegar hasta este punto para comentar una jugarreta que muy astutamente nos juega Marvel y todos los autores implicados: intentan hacer pensar que Perro es Logan. Parece lógico, pues es un muchacho fiero y asalvajado al principio, pero de buen corazón.

Su padre, borracho, le pega a la mínima. Padre que por cierto, se llama Logan y lleva unas patillas muy parecidas a las del mutante. No sólo eso: en las propias páginas internas del volumen, en las que se comenta la historia del cómic y otros aspectos, emplean la imagen de Perro de fondo, que además aparece en varias portadas como personaje principal. Quizás habiendo visto la película X-Men: Orígenes puede uno empezar a leer sesgado y sospechando ya de quién es James realmente, aunque yo la vi antes y no me acordaba de nada, de manera que me la colaron. Bien jugado, Marvel.

FIN DE LOS SPOILERS

Por supuesto, os recomiendo haceros con él aunque sea temporalmente para leerlo. Tal y como comentábamos en la entrada anterior, al haber tardado tanto en revelar un origen de Lobezno, esta historia no aporta nada que (al menos de momento) tenga un importante consecuencia directa con el futuro de Logan, sino que da cierto contexto al personaje y encaja con él a posteriori. Puede leerse como un volumen autoconclusivo sobre el mutante, en el que entenderemos por qué es como es y de dónde vienen ciertas cosas, pero siempre jugando con la ambigüedad y dejando hueco para que futuros artistas puedan seguir construyendo a Lobezno. Todo un acierto, y un gran origen para uno de los superhéroes más conocidos actualmente.

[Total:0    Promedio:0/5]