Primeras impresiones: The Binding of Isaac: Afterbirth+ para Nintendo Switch

82
0
Compartir

The Binding Isaac: Afterbirth+ 

A pesar de que The Binding of Isaac: Rebirth es un título que salió en su momento para PC, PS4 y Xbox One, no hemos querido perder la oportunidad de hablaros de su funcionamiento en la Switch ahora que se lanza para dicha plataforma.

The Binding of Isaac: Rebirth supuso en noviembre de 2014 el remake del título original The Binding of Isaac, que se lanzó allá por 2011 exclusivamente para plataformas digitales y Steam. Un juego que consistía, básicamente, en que Isaac debe acabar con su madre.

No obstante, en esta ocasión se presenta The Binding of Isaac: Afterbirth+, un pack especial con la versión “Rebirth” y dos expansiones que se lanza para diversas plataformas pero que, especialmente, entra de lleno en el catálogo de Nintendo Switch (un poco tarde si atendemos a que se prometió su salida en marzo y hubo de ser retrasada hasta el 7 de septiembre).

Religión y la “Divina Comedia”

Captura de pantalla del juego en una mazmorra donde Isaac hace frente a hordas de demoníacos seres / Imagen: Nicalis

The Binding of Isaac no ha estado exento de polémica ya que, trata temas religiosos que suscitaron opiniones de todo tipo y que tienen su origen en el propio argumento:

La madre de Isaac, el bebé protagonista, recibe una epifanía que le revela que para purgar todos sus males debe dejar a su joven retoño a las puertas del infierno. La criatura deberá enfrentarse a mil y un obstáculos para escapar del Infierno y poder acabar con su madre, única culpable a sus ojos de todo su sufrimiento y sus males.

Para aquellos más avezados, habrán podido realizar un paralelismo con la conocida obra “La Divina Comedia” de Dante Alighieri, el poeta italiano del siglo XIV que escribió el camino de purificación de pecados de un personaje que emulaba ser él mismo a través de los 9 círculos del Infierno (uno por pecado capital más la sala del Diablo), el purgatorio y, por último, el alcance de las puertas de San Pedro para poder ser redimido.

Su creador, Edmund McMullen, reveló que la obra de Alighieri le sirvió de inspiración además de la historia bíblica de Abraham donde debe sacrificar a su hijo Isaac por orden de Dios para que éste compruebe hasta dónde llega su lealtad por el mismísimo creador.

Herramientas en el infierno

Fotograma del juego en una de las mazmorras / Imagen: Nicalis

El sistema de juego de The Binding of Isaac es, ante todo, un juego roguelike (creación procedimental de una sala o mazmorra donde se desarrolla la acción del videojuego) con salas que se crean de forma aleatoria.

Isaac (o el personaje que elijamos, porque se podrán elegir diferentes skins, todas ellas relacionadas con personajes bíblicos) tendrá un gran surtido de objetos y varían desde instrumentos de tortura hasta objetos que mejoran las habilidades y estadísticas.

La dificultad del juego es alta pero sus posibilidades y su duración se convierten en interminables por lo adictivo que puede llegar a resultar y los combates no son tan sencillos como parecen.

A pesar de ser batallas dinámicas, muchos de los enemigos acabarán con nosotros muy fácilmente, por lo que nosotros deberemos crear estrategias entendiendo los patrones que seguirán para vencerles, lo que hace que “perdamos tiempo”.

Hay una serie de aspectos en los que se deben hacer hincapié:

  • La vida corresponde a la cantidad de energía que posee el personaje y que se representa con corazones.
  • Las lágrimas son la cantidad de proyectiles que se disparan cada cierto tiempo.
  • La suerte afecta a los objetos que funcionan mediante porcentajes de actuación.
  • No obstante, hay muchísimos más objetos existentes que no podemos enumerar como el que permite disparar las lágrimas de Isaac de forma dirigida, o atravesar objetos de la pantalla, etc.

Apartado artístico-gráfico

Edición de lanzamiento del juego para Nintendo Switch / Imagen: Nicalis

Dado que The Binding of Isaac no es un juego que destaque por sus gráficos, sí se debe hacer mención al diseño artístico que es realmente cercano al pixel art pero que trabaja con diseños más limpios.

El apartado musical es muy interesante, compuesto por Ridiculon, que acompaña al estilo tétrico, religioso y “dantesco” de la propia obra, con coros angelicales en momentos más suaves y guitarras eléctricas para marcar los combates.

Modos de juego

Dentro del título encontramos el modo principal del que hemos estado hablando, basado en la progresión de distintas salas donde debemos enfrentarnos a hordas de enemigos y conforme conseguimos desbloquear cosas, podemos llegar a nuevas zonas.

También existen otros retos que son partidas con una serie de características muy específicas que son extremadamente difíciles.

La expansión que trae esta versión, Afterbirth, incluye aún más retos y un modo llamado Codicia sobre superviviencia donde debemos acabar con un sinfín de enemigos y donde la vida es el dinero.

También encontramos un modo multijugador en cooperativo local, pero nada destacable porque el propio juego ya es lo suficientemente divertido como para no querer parar de jugar.

Conclusiones

Un título adictivo e interesante que ofrece cientos de horas de juego con un estilo dinámico en plano cenital y con un argumento sencillo pero que sirve de excusa perfecta para pasarte el día postrado frente a tu consola. Recomendado 100% para los amantes de los indies.