La chica de pan de jengibre de Stephen King

93
0
Compartir

Ya estamos en Octubre y Halloween se acerca, ¿qué mejor forma de prepararnos que con unos relatos del maestro del terror? Os traigo el que ha sido para mí uno de los relatos más aterradores que ha escrito King.

Datos del relato…

Título: La chica de pan de jengibre*

Autor: Stephen King

Libro: está incluído en el libro de relatos Después del Anochecer

*Este título hace referencia al cuento popular estadounidense El hombre de jengibre.

 

Sobre el autor…

El autor de terror por excelencia de nuestra época, estadounidense y escritor prolífico, Stephen King se ha colado en muchas de nuestras pesadillas para invocar aquello que más nos aterra y ponerlo por escrito. Su trabajo ha sido galardonado en repetidas ocasiones. Premio Edgar Allan Poe a los escritores de misterio estadounidenses en el año 2007, este premio lo han recibido personajes como Agatha Christie o Alfred Hitchcock; Premio Bran Stoker a la mejor novela en seis ocasiones, como en 2013 cuando se lo otorgaron por su novel Doctor Sueño, cabe destacar que este año competía también una novela de su hijo, se podría decir que el alumno aún no ha superado al maestro.

Stephen King nació en Maine, Estados Unidos. Está casado con la novelista y activista Tabitha Spruce y tienen tres hijos. Joe y Owen King, también escritores, y su hija Naomi. Aunque es conocido por sus obras de terror, King también ha coqueteado con el mundo de la fantasía y la ciencia ficción. Como ejemplo tenemos sus novelas ‘La torre oscura’ o ’22/11/63′. Y por supuesto, tenemos que mencionar su obra Mientras escribo. Un breve repaso por su vida y un maravilloso ensayo sobre cómo escribir buenas historias.

La chica de pan de jengibre

No encontramos niebla, ni caminos sobrenaturales a otros mundos ni extraños monstruos que nos persigan en nuestras pesadillas. Encontramos realismo y una historia factible, y eso es lo que provoca el temor más absoluto.

El relato tiene como protagonista a una mujer que acaba de sufrir una terrible pérdida. Intenta engañar al dolor con el deporte y comienza a correr a diario, pero no tan rápido como para salvarse. La forma de escribir del autor, como hemos visto en otras ocasiones, es detallista y aporta a sus relatos una dosis importante de realismo. Nos sumerge, una vez más, en su mundo de pesadillas y nos vemos a nosotros mismos corriendo con Emily para intentar salvarnos.

La historia está bien planteada de principio a fin. No es demasiado larga pero tampoco de un par de páginas como otros relatos de King. Tiene una extensión de algo más de sesenta páginas llenas de pequeños capítulos que separan el cuento.

Creo que es una de las mejores obras de King. No utiliza nada particularmente aterrador, no hay sangre, vísceras ni monstruos, solo una historia corriente. Muy recomendable para esta época otoñal con la mirada puesta en Halloween. Leí el relato hace varios años y aún hoy sigo acordándome de los ojos azules que perseguían a la chica de pan de jengibre.

Este relato merece un 8/10.