Hacia rutas salvajes, Jon Krakauer

167
0
Compartir

Este no es un libro para cualquiera. Muchos ni siquiera entenderán lo que narra, la historia que persigue. Muchos simplemente dirán que trata de un muchacho que estaba loco, pero no es así. Hacia rutas salvajes, de Jon Krakauer, es un canto a la libertad, a la aventura más romántica, al amor por la naturaleza.

Título: Hacia rutas salvajes
Autor: Jon Krakauer
Editorial: Ediciones B
Género: Biografías, literatura de viajes

Jon Krakauer…

Nació en Brookline en 1954. A los veintidos años se graduó en estudios medioambientales en Massachusetts. Desde siempre le llamó el alpinismo, al que dedicaría su vida. A los veinticuatro subió el Arrigetch Peaks de la cordillera de Brooks en Alaska con unos amigos, de lo que escribió su primer artículo.

Jon Krakauer

En el 92 escaló la cara occidental del Cerro Torre, en la Patagonia, y en el 96 el Everest para un artículo de la revista Outside, donde reside la mayor parte de su carrera como escritor. Tambien destacan sus libros Mal de altura (finalista del Pulitzer en 1998) y Under the Banner of Heaven

Hacia rutas salvajes…

En Hacia rutas salvajes Jon Krakauer nos cuenta la historia biográfica de un joven norteamericano que a los veinticuatro años de edad decide abandonar toda su vida para ir a Alaska.

Chris McCandless era un chico con una vida normal, recién graduado y nacido en el seno de una familia adinerada. Sin embargo, algo le empuja a coger su coche, quemar su dinero, y viajar a Alaska. Su nueva filosofía de vida es clara: “No eches raíces, no te establezcas. Cambia a menudo de hogar, lleva una vida nómada. […]No necesitas tener a alguien contigo para traer una luz a tu vida. Está ahí fuera, sencillamente.”

Y eso es precisamente lo que hace. Valiendose de su encanto y su labia, llega hasta Alaska, donde decide pasar el invierno viviendo nada más que de lo que encuentre en la naturaleza.

Krakauer no solo se dedica a adaptar los cuadernos de viaje de McCandless, si no que tambien lo compara con otros aventureros (como el los llama) y se pone a si mismo como ejemplo, al narrar su ascenso a una montaña alasqueña y las penurias que pasó para lograrlo.

Las trescientas páginas son un canto a la vida nómada, a la conexión con la naturaleza y la libertad de no tener más responsabilidad que la de seguir adelante en el camino.

Además, fue adaptado en 2007 a la gran pantalla en una película de Sean Penn que, si bien no es del todo fiel al libro, si muestra el espíritu de libertad que Krakauer quiere transmitir.

En mi opinión…

Pese a que se publicita como una novela, Hacia rutas salvajes no es ni más ni menos que una biografía, y se comporta exactamente como una biografía debe comportarse: da datos, fechas, lugares, copia fragmentos de cuadernos de viaje, describe mucho y dialoga poco.

La historia de Chris es maravillosa y Krakauer la transcribe con una pasión inmensa que hace que entren unas ganas terribles de dejarlo todo, de abandonar tu vida monótona y normal para dejarte arrastrar por los caminos.

Para no crear una obra pesada, Krakauer comienza cada capítulo con fragmentos de otras obras relacionadas con las aventuras, con la naturaleza, con el nomadismo: fragmentos de Thoreau, de Jack London, John M. Campbell, Mark Twain… Esto da una sensación de conexión, pero a la vez hace que el lector pueda despejar la mente de tanto dato biográfico.

En definitiva, es una obra que recomiendo a todo lector pero, desengañemonos, pocos van a comprender en todo su esplendor. Solo aquellos que hayan escuchado alguna vez la llamad de lo salvaje sabrán entrever la magia de la que Krakauer escribe.

Puntuación: 9/10