https://analytics.google.com/analytics/web/#embed/report-home/a81274312w120665415p126250216/
Inicio Eventos y Entrevistas Crónicas de un viajero: Summer Freak

Crónicas de un viajero: Summer Freak

Summer Freak, de Universo Freak

124
0
Compartir

¡Crónicas de un viajero: Summer Freak!

¡Hola, muy buenas!

Soy Marcos Wagih, y hoy vengo a hablaros de Summer Freak. En primer lugar, y antes de comenzar con la crónica, me gustaría agradecerle a Inma Cárceles su ayuda en la realización de esta entrada. Asimismo, no puedo olvidarme de los diversos miembros y voluntarios de la organización por su paciencia, energía y amabilidad. Una vez dicho esto… ¡Comencemos!

Summer Freak 2017: un evento diferente

Summer FreakRecientemente, y tras un largo parón en mi actividad viajera, tuve la oportunidad de visitar Summer Freak 2017. He de confesar que es una situación reincidente, pues no es mi primera edición; desde 2014, fecha en la que se estrenó el evento, he asistido a todas sus ediciones. Por tanto, he tenido la suerte de ver cómo iba evolucionando. Primeramente, me gustaría esbozar mis impresiones generales sobre el evento: Summer Freak es, simplemente, un salón del manga y la cultura alternativa diferente. Por un lado, bien es cierto que la idiosincrasia base de todo salón del manga se mantiene, pero no es un salón del manga al uso. Creo, fervientemente, que el término, aunque no sea un pleno desacierto, no termina de describir sus características.

En cierto modo, siempre voy con la sensación de viajar a un campamento de verano de un fin de semana. Como todo buen salón del manga, los cosplays, los estands repletos de merchandising, el aire freak que se respira, etc. son elementos muy presente. Sin embargo, esto no es todo. Summer Freak es más y diferente a un salón del manga convencional. Desde mi punto de vista, se acerca más a un seudocampamento de verano en donde te encuentras con tus amigos de toda la vida, y en donde conoces a gente con tus mismos gustos. Las charlas y los talleres, las actividades, las gincanas… son el verdadero protagonista de este salón veraniego… Solo tenéis que echarle un ojo al horario.

¿Cómo?

¿Qué quiero decir con esto? Que si buscas algo diferente, esta es tu opción. Igualmente, considero que es un evento que, al menos, se merece una oportunidad. Personalmente, seguiré asistiendo año tras año, pues siempre me lo paso muy bien. Lo considero un salón de la cultura alternativa realmente entretenido y enriquecedor. La juventud del evento (al igual que pasa con Winter Freak) explica de forma lógica la presencia de algunos errores y/o fallas, pero su entrega salva con gran acierto la mayoría de los mismos.

Distribución y organización de Summer Freak

Su localización exacta es el polideportivo de Los Alcázares (Murcia). En el tema organizativo, creo que se ha logrado alcanzar un muy buen resultado. Podríamos dividir el recinto en cuatro grandes áreas: recinto comercial, zona de videojuegos, zona  exterior y zona de talleres.

Recinto comercial

Primeramente, el recinto comercial y la entrada. Era una zona bastante amplia y en donde, además de diversos estands, podíamos encontrar a la facultad de bellas artes de Murcia; siempre me ha parecido un acierto que apuesten por lo regional, no voy a mentir.

A excepción de horas puntas muy concretas, la circulación de gente era buena. En momentos determinados, se denotó cierta falta de espacio, mas nada excesivamente remarcable. Es lógico, como en todo tipo de eventos de esta clase, que haya horas muy concretas en las que el número de visitantes sea mayor.

Zona exterior

Se accedía a ella desde el sector comercial. En líneas generales, el tráfico de gente siempre fue muy fluido. Por suerte, pese al calor y las horas de Sol, las colchonetas cumplieron muy bien con su función: permitir a la gente refrescarse de cuando en cuando. Muy interesante me resultó el pequeño campo de Quidditch —sí, habéis leído bien, Quidditch— que se montó en el exterior. Allí, el equipo Hipogrifos Murcia hizo las veces de maestro de ceremonias; los interesados, a lo largo de la tarde, tuvieron la oportunidad de aprender y jugar a este novedoso y peculiar deporte. Asimismo, también se contó con la presencia de los equipos Quimeras de Alicante y Almeria Basilisk como invitados.

Summer Freak

Por momentos, eso sí, hubo un sector de la zona exterior que requirió de mayor espacio. Habló de los estands de comida. Dicho pasillo, por denominarlo de alguna manera, conectaba con la zona de videojuegos por lo que, en diversos momentos del día, era complicado pasar. Había gente haciendo cola para comer (cosa obvia), pero cuando se juntaba con la gente que quería ir a la zona de videojuegos… Lo considero, sin embargo, un fallo menor que no empaña, ni mucho menos, la excelente labor de la organización.

 Zona de videojuegos

Tal y como podréis ver en el enlace anterior, fue una de las zonas más aclamadas. Entre otras cosas, el escenario se decantó como uno de los principales atractivos del evento. Allí, al igual que en años anteriores, tuvieron lugar los concursos de cosplay, dance, karaoke, etc. Los videojuegos, colocados en el lateral de dicho pabellón, ocuparon uno de los espacios con mayor afluencia del salón. La presencia de Just Dance, los diversos torneos de Fifa 17, Tekken, etc. o las demostraciones de VR y Nintendo Switch, por poner algunos ejemplos, permitieron a los visitantes disfrutar de una importante gama de elecciones.

Zona de talleres

La estancia se dividía en dos pisos. En el primer piso, nada más entrar, uno se encontraba con los diversos estands de los dibujantes invitados. Cerca de la salida, por otro lado, una exposición de cosplay. Posteriormente, un pasillo que daba acceso a las diversas salas en las cuales se realizaban los muy variados talleres que se ofrecían en el evento. Subiendo al segundo piso, las charlas.

Organización y conclusiones

La organización, en Summer Freak, pecó en ciertos aspectos de cierta inexperiencia, mas es una salvedad realmente lógica. Ciertamente, hubo varias pequeñas fallas en la realización del evento, pero la mayoría de ellas fueron solventadas con gran acierto e interés; errar es humano. Igualmente, considero que la progresión que están logrando, año tras año, es realmente positiva. Poco a poco, están logrando elevar enormemente la calidad de sus eventos. Summer Freak, en resumidas cuentas, me ha parecido un evento realmente interesante y divertido cuyo punto fuerte se focaliza en las actividades y, en segundo término, en la acamada. Sinceramente, el entorno favorece mucho la realización de una acampada. En lo personal, disfruté mucho de poder charlas con mis compañeros de acampada por la noche mientras nos echábamos una partida a Lobos de Castronegro.

Sinceramente, os recomiendo encarecidamente que, si no habéis ido, lo hagáis en alguna ocasión. Podrá gustaros más o menos, pero creo que os sorprenderá gratamente. La relación calidad-precio es notable, y el salón roza el sobresaliente, teniendo en cuenta —eso sí— sus características y cualidades. Sin lugar a dudas, y si las circunstancias lo permiten, el año que viene volveré a estar allí.

Y hasta aquí mis crónicas de Summer Freak… ¡Hasta la próxima!

A %d blogueros les gusta esto: