Crónicas de un viajero: entrevista con Phoenix Orange

Entrevista con Phoenix Orange sobre su proyecto 'Phoenisplay', un libro dedicado al cosplay y la fotografía

81
0
Compartir

¡Detrás de las cámaras! Phoenix Orange

¡Hola, muy buenas! Hoy tengo el placer de presentaros a Phoenix Orange: gran fotógrafo, mejor persona.

Foto realizada y editada por Phoenix Orange: Ranger, de Cristina Montero
Foto realizada y editada por Phoenix Orange: Ranger, de Cristina Montero

Permitid que me repita, pero hoy he tenido el placer de charlar un rato con Phoenix Orange, también conocido como Álvaro Naranjo. De profesión fotógrafo, ya curtido en el mundo del cosplay ha iniciado Phoenisplay. Para los que no lo conozcáis, es un proyecto que trata de unir fotografía y cosplay en un único libro. Todavía en sus primeras fases, promete mucho, y nosotros no hemos querido perder la oportunidad de saber un poquito más. Sí, saber un poquito más tanto del proyecto como de la persona que se esconde tras el objetivo. Asimismo, os invito encarecidamente a que le echéis un vistazo a su trabajo; no os arrepentiréis.

¡Phoenix Orange y #phoenisplay!

Entrevistador – ¡Hola, muy buenas! Primeramente, ¿te importaría presentarte ante nuestros posibles lectores?

Sí, claro. Mi nombre es Álvaro Naranjo, pero como fotógrafo me hago conocer como Phoenix Orange. Llevo tres años y medio haciendo fotografía de cosplay, aunque llevo bastante más tiempo con la cámara. Entonces, la verdad es que durante este tiempo me he especializado bastante en fotografía de fantasía y, pues eso… De cosplay en general.

E – Hoy, entre otras cosas, hablaremos de Phoenisplay. De hecho, es un proyecto relacionado con el cosplay y la fotografía, ¿cierto?

Sí. Mi idea es hacer… es hacer un libro que sirva tanto para fotógrafos como cosplayers. Entonces, a pesar de que el libro, en el fondo, va a ser de fotografía, va a tener conceptos de fotografía y va a enseñar cómo trabajar las sesiones, también va a tener cosas muy interesantes para los cosplayers porque también hablaré de la actitud de los modelos, consejos de poses y, a fin de cuentas, serán un montón de sesiones de fotos, que serán inéditas todas, para que todo el mundo pueda tener un libro de fotografía y cosplay, que ahora mismo en España no existe ninguno todavía.

E – ¿Y de dónde surgió la idea?

Pues… A mí siempre me ha gustado mucho escribir. Lo que pasa es que, por falta de tiempo, no he llegado a escribir nunca un libro lo que es de relatos, que es lo que a mí me gusta. Entonces, como me gusta mucho la fotografía y me gusta mucho escribir y, como ya digo, es un campo que en España nadie lo ha tocado, en libro por lo menos, y fuera del libro tampoco se ha tocado mucho, pues creo que es una buena oportunidad para que todos puedan aprender un campo que tiene mucho por explotar pero que es muy poco conocido.

Foto realizada y editada por Phoenix Orange: Margaery Tyrell ('Juego de Tronos'), de Peanutskye Cosplay and Costumes
Foto realizada y editada por Phoenix Orange: Margaery Tyrell (‘Juego de Tronos’), de Peanutskye Cosplay and Costumes
E – También hemos estado viendo por las redes sociales cómo ibas haciendo fichajes, por así decirlo. ¿Hay algo que nos puedas contar de ellos?

Para este libro lo que estoy buscando son trajes muy concretos, sesiones que me puedan inspirar mucho. Entonces he ido directamente a buscar a gente que la mayoría ya había trabajado con ellos para… Que tuviesen los trajes que necesitaba para el libro. No puedo todavía avanzar nada, porque ya lo iré revelando poco a poco, pero… Estoy yendo a por videojuegos y a por series o películas que de verdad me inspiran mucho; estoy intentando trabajar con gente con la que sé que voy a estar a gusto, y aparte gente que sé que se esfuerza mucho con su trabajo.

E – La idea, entonces, sería hacer sesiones de fotos, en cierto modo, profesionales, ¿no?

Mi idea es hacer sesiones lo más profesionales posibles, pero explicarlo desde —luego, en el libro— un punto de vista accesible para todos. O sea, no hace falta tener un equipo de cinco mil euros, porque ni siquiera lo tengo yo [risas] para hacer una buena sesión. Con una cámara sencilla y un buen objetivo, con que tengas una buena idea y los modelos tengan claro lo que tienen que hacer, se puede hacer un trabajo muy bueno.

E – La idea básica es la de un proyecto profesional que todos seamos capaces de entender y/o apreciar. Supongo, también es cierto que yo manejo tanto del tema como me gustaría, que —a lo mejor— una persona que entienda de fotografía o modelaje es capaz de apreciar un poquito mejor, tal vez, todo el trabajo que está ahí detrás.

Claro. Cuando ya llevas un tiempo en un campo como la fotografía es, entre comillas, fácil saber lo que hay detrás de una fotografía, saber las luces que han utilizado, el equipo que han podido utilizar… Entonces, creo que sí se hace un trabajo lo más profesional posible con el libro va a ser bueno tanto para la gente que ya conoce la materia como para la gente que se esté iniciando. Porque lo que yo quiero es que los que están aprendiendo, aprendan, y los que ya saben también tengan algo que aprender.

Foto realizada y editada por Phoenix Orange: Paladin ('World of Warcraft'), de Nekazaria
Foto realizada y editada por Phoenix Orange: Paladin (‘World of Warcraft’), de Nekazaria
E – ¿Y qué es lo que se siente al estar tras el objetivo?

Al estar tras el objetivo… la verdad es que… estrés cuando acaba la sesión [risas]. No, no, es broma. La verdad es que son muchas cosas las que tienes en mente, porque, por mi parte al menos, es la responsabilidad de —en muchos casos— dirigir a la persona que tengo delante de la cámara porque muchas veces la persona, a pesar de que se ha hecho el traje y conozca bien al personaje, si no conoce de poses o no sabe nada de modelaje, siempre necesita mucha ayuda.

 

Entonces, al final el fotógrafo siempre tiene una responsabilidad muy grande en cuanto a planificación previa, en cuanto a las ideas, con las que tiene que ir ya muy frescas en la cabeza. Y al final es estar casi todo el rato en concentración para que no se escape nada. Porque luego, al final, si crees que está todo controlado, se te escapan detalles: puede salir el traje mal, puede salir la persona mal… puede salir cualquier detalle, la peluca, cualquier cosa, que luego sea muy difícil de corregir en posproducción. Incluso, alguna vez, no hay nada imposible, pero… casi imposible de corregir y haya que desechar una buena foto por un detalle tonto.

E – No es, simplemente, ir, echar una foto e irte a editar. Hay un trabajo muy concienzudo detrás.

Sí. Yo lo que trato de hacer, sobre todo con este tipo de sesiones en las que va a haber una planificación muy grande detrás, es: buscar muchas ilustraciones y referencias del juego, de la serie, o de lo que sea el traje en cuestión; hacerme mis propios bocetos, que luego sé que siempre van a sufrir modificaciones, pero ya por lo menos llevo ideas de antemano; y pensar qué me gustaría a mí, como espectador, ver en una sesión de fotos dedicada a ese personaje. Eso también es importante porque es la forma en la piel de quien va a ver las fotos, y que a lo mejor no necesita ser tan, a nivel técnico, correcto, sino que sea algo más espectacular y que le llame la atención de verdad.

E – Otra cosa que he podido observar es que… ¡Estás hecho un trotamundos! [risas] Has ido a muchos eventos de todo tipo, no solo salones del manga similares. ¿Qué tal esa sensación de viajar tanto y cubrir eventos?

A mí siempre me ha gustado mucho viajar. Entonces, cuando empecé a cubrir eventos, que fue a final de 2014, me di cuenta de que realmente era una experiencia que me llenaba mucho. Me permitía, por un lado, viajar, y, por otro lado, conocer a un montón de gente, conocer sitios nuevos y disfrutar haciendo lo que más me gusta, que es hacer fotos. Entonces, he llegado a estar hasta en la Comiket de Japón…

Foto realizada y editada por Phoenix Orange: Eli y Hanayo ('Love Live'), de Kokoam Cosplay & Peanutskye Cosplay
Foto realizada y editada por Phoenix Orange: Eli y Hanayo (‘Love Live’), de Kokoam Cosplay & Peanutskye Cosplay
E – ¡Anda!

Fue toda una experiencia, porque había que hablar con la gente prácticamente con señas [risas]. Porque, ni siquiera, con el inglés, se entendía. Pero la verdad es que disfruto mucho haciéndolo. Ya llega un momento que, si te excedes haciendo viajes, como a mí me pasó, al final… como que te acaba quemando. Crees que estás haciendo, ya, demasiado trabajo para «nada». Porque al final trabajas con la misma gente, ves los mismos sitios una y otra vez, pero creo que para cualquier persona que quiera hacer este tipo de fotografía, hacer un viaje, aunque sea tres o cuatro veces al año, le vendría muy bien y seguro que lo va a disfrutar.

E – También, por lo que he visto, es muy fácil ir a un evento y volver con 1000 fotos en la cámara.

Sí. Yo en los primeros eventos, sobre todo, era raro el evento en el que sacaba menos de mil fotos. Lo que pasa es que ya llegó un momento que me di cuenta de  que tener cantidad de fotos no era sinónimo de tener un buen trabajo. Entonces, también, poco a poco, te vas dando cuenta de que, aunque hagas menos fotos, si son de buena calidad, la gente lo reconoce mucho más que porque subas 400 fotos sin prácticamente edición. Entonces, yo, en los últimos en los que he estado, he subido entre 10 y 30 fotos, bien retocadas, con cariño, y la gente lo ha apreciado mucho más.

E – Bueno, ya, para ir terminando y no robarte mucho tiempo…

¡Nada! [risas]

E – ¿Hay algo que te hayas quedado con ganas de decir, o que nos podamos haber dejado en el tintero, a quienes nos estén leyendo?

Bueno, que estéis atento al proyecto Phoenisplay, porque voy a ir revelando poco a poco más detalles. Iré subiendo cosas y, sobre todo, voy a preguntar muchas cosas a la gente de lo que quieren que ponga en el libro, porque, a fin de cuentas, este libro, la intención es que llegue al máximo publico posible. Entonces, más allá de mis conocimientos, quiero que la gente tenga su opinión y que me digan de lo que quiere que hable para que el libro sea por y para la gente que lo va a leer luego, no solo mi libro y mis conceptos.

E – Bueno, pues hasta aquí la entrevista. Muchas gracias por tu tiempo y por todo.

Nada, a ti por entrevistarme.

E – Nada, y espero que nos volvamos a ver pronto. ¡Hasta la próxima!

Por cierto, en portada, Kokoam Cosplay aparece con su cosplay de La bella y la bestia. Y a vosotros, ¡os vuelvo a dejar los sitios en donde podéis encontrar su trabajo y/o preguntar por el proyecto!

Facebook, Twitter y su página oficial.

¡Hasta la próxima!

Foto realizada y editada por Phoenix Orange: Yennefer ('The Witcher'), de Sumire Cosplay
Foto realizada y editada por Phoenix Orange: Yennefer (‘The Witcher’), de Sumire Cosplay