Crónica Salón Manga de Jerez 2016

395
0
Compartir

El pasado sábado 2 de abril asistí por primera vez al Salón Manga de Jerez de la Frontera, y hoy os cuento cómo fue y qué me pareció el evento.

Fui al Salón en un autobús, con un grupo organizado, así que por suerte no tuvimos que hacer cola normal. Entramos por la puerta de grupos, esperando apenas diez minutos, lo cual es un punto a favor para la organización del Salón.

En el recinto podíamos encontrar multitud de photocalls. Y cuando digo multitud, me refiero a que una de los cuatro pasillos del pabellón estaba ocupado casi entero por photocalls en su mayoría de Star Wars. También podíamos hacernos una foto sentados en el trono de Juego de Tronos, y junto al coche de los Cazafantasmas, además de poder recrear la escena de la película Capitán América: Civil War.

Los Lego también pudieron tener protagonismo en el Salón con una gran exposición de figuras:

La zona de videojuegos estaba francamente genial. Había bastantes Wii U, PS4 y Xbox One, además de la zona de juegos free to play, y consolas retro. La zona Minecraft tampoco podía faltar, con sus correspondientes niños de primaria pagados a los ordenadores jugando durante todo el día. Hubo torneo de SpellKnights, Hearthstone, Fifa 16, Mario Kart 8, Pokkén Tournament, Mortal Combat, Tekken…

También había talleres de artes marciales, torneos de Magic y Yu-Gi.Oh!. Podías participar en una amplia oferta de talleres para poder aprender a jugar a todo tipo de juegos de mesa o de rol. Lo que más se podía encontrar, igual que en los photocalls, eran juegos de Star Wars tanto por la mañana como por la tarde. Además se puede destacar que hubo demostración de Zombiecide y torneo de Jungle Speed.

Existía una pasarela a la que llamaban “pasarela cosplay”, donde se celebraron a lo largo del día unas Batallas Frikis, que eran concursos cortos en los que tenías que demostrar que eras el mejor lanzando Onda Vital, y pruebas en esa línea. En el escenario principal se celebraron los torneos de karaoke, baile K-Pop, y cosplay.

IMG_4448

Las conferencias relacionadas con el mundo manganime escasearon, por no decir que el sábado (el día fuerte de todo Salón) solo hubo una, que fue una mesa redonda sobre Dragon Ball. El stand de firmas tampoco se lució respecto al manga y al anime. Solo se puede destacar que Miguel Martínez firmó ejemplares de su libro Dragon Ball: el inicio de la aventura.

Se puede decir que la única zona donde de verdad se podía encontrar cultura japonesa y manga y anime, era la zona comercial. El merchandising sobre el mundo manganime era muy abundante, aunque también lo había sobre superhéroes y videojuegos. La parte “manga” en la zona comercial se limitaba a algún stand que vendía algunos tomos, y al stand de la editorial Ivrea. Y es que lo que quiero destacar en esta entrada sobre el Salón es eso. El evento era un tres en uno (Salón del Manga, ComicCon y GamerCon). La ComicCon y la GamerCon estuvieron bastante bien, pero el lado “Salón del Manga” del evento se quedó muy corto. Y es una pena, porque me da la impresión de que muchos de los asistentes van al evento buscando esa parte, y creo que se van sin encontrarla del todo.

IMG_4450

Me hizo mucha ilusión ver el cosplay de este chico, una pena que dejase la pelota en las taquillas:

IMG_4449

También hay algo que no me gustó, y es que las opciones para almorzar dentro del Salón son muy escasas. La oferta se limitaba a un Telepizza, un stand con fideos instantáneos y patatas fritas, y el stand de Mamá Curry, que tenía los precias muy inflados en comparación con la vez que comí en ese stand en el Mangafest Sevilla 2015.

En general el Salón no estuvo mal, pero quizás fui con mucho hype, porque me habían hablado muy bien de él. Fue un evento chulo para los amantes de los videojuegos (y de Star Wars, que estaba en todas partes), pero sigo defendiendo que los amantes del manga y el anime tienen la sensación de que es un Salón Friki, no un salón de manga, anime y cultura oriental.

[Total:0    Promedio:0/5]