‘Cardcaptor Sakura: Clear Card’: análisis episodio 20

La serie está disponible gratuitamente en el canal de YouTube de Selecta Visión

459
0
Compartir

Episodio 20: «Sakura, el arcoíris y el abuelo»

Cardcaptor Sakura Clear Card análisis 20 Título

Como cada semana, hoy nos reunimos para analizar el episodio 20 de Cardcaptor Sakura: Clear Card. Después de un leve retraso —anunciado previamente por Selecta Visión vía Twitter— y de leer críticas bastante positivas por la red, mis ganas de hincarle el diente a este nuevo episodio fueron aumentando. Finalmente, hoy pude verlo —de forma gratuita en el canal de YouTube de Selecta— y… sinceramente, estoy muy contento. Principalmente, mi alegría viene porque, a pesar de todo, tengo la maravillosa sensación de que esta serie ha conseguido estimularme. Sus personajes, sus diálogos… Siento una magia y un cariño especial que, en cierto modo, resulta difícil de ilustrar.

Nostalgia bien llevada

Como viene siendo costumbre, este episodio 20 funciona como motor nostálgico: el arcoíris, el abuelo —bisabuelo, técnicamente—, Nadeshiko… Todo suena a pasado. Pero la serie no se estanca en él. De hecho, hace una cosa inteligentísima: sacarle partido. Por un lado, lo que ocurre es lógico y comprensible para los espectadores «nuevos», y, al mismo tiempo, sus referencias funcionan para conectar y expandir el pequeño universo de la cazadora de cartas. Para no repetirme, —ya que lo llevo diciendo en decenas de análisis— concluyo en que, una vez más, los pequeños detalles marcan la diferencia.

Cardcaptor Sakura Clear Card análisis episodio 20 abuelo

No es un episodio, digamos, rompedor ni especialmente innovador; de hecho, sigue muchos de los patrones que han ido marcando la serie: cotidianeidad, romance, humor… No obstante su enfoque más pausado me pareció complemente apropiado, al contrario del episodio anterior. Para empezar, vemos cómo Sakura siente vergüenza sobre la relación que tiene con Syaoran. Parece una tontería, pero resulta un detalle curioso y, como suele decirse, muy mono. ¿Novios? ¿Más que amigos?

Y no solo eso: la visita al abuelo supone un reencuentro con el pasado y una mirada al futuro. ¿Cómo era Nadeshiko? ¿Qué le espera a Sakura? Estas conversaciones aparentemente banales sirven para, en cierto modo, reflexionar y comprender más sobre los personajes y su entorno. Un ejemplo claro es cuando el abuelo habla sobre su relación con Nadeshiko; cómo él no la apoyó en su momento más crucial, cuando debía haberlo hecho. Por suerte —o desgracia—, el mundo no es siempre como nosotros queremos que sea.

Reviviendo un sueño

El momento más impactante quizás fue cuando Sakura decide usar la carta Record. Sakura revive los recuerdos de su madre y una voz advierte a Sakura e irrumpe en escena. Y todos quedamos expectantes. Revivimos una vez más el sueño. Y Sakura parece convencida de conocer a quien se oculta tras esa túnica… Es entonces cuando despierta… pero no solo ella, sino también Akiho. Y llegamos a una nueva revelación: Akiho, en el sueño, ve lo mismo que Sakura. ¿Quiere esto decir que, tal y como pensábamos, no es Akiho quien se oculta detrás del ropaje? Para más inri, Akiho revela que la túnica es un ropaje heredado por su familia… Aquí se abren varias teorías y las especulaciones. Y reconozco que me encanta.

El episodio se cierra, para variar, con un cliffhanger. Kero y Yue se reúnen con, atención, ¡Eriol! Un Eriol que parece dispuesto a contar toda la verdad. Finalmente, Sakura parece más derrotada que nunca, al igual que le ocurrió en la serie original cuando tuvo que transformar las cartas de Clow en cartas de Sakura. Parece, y solo parece, que el despertar de este poder podría ser la clave para entender qué relación tienen realmente Sakura y Akiho y si finalemente desencadenaría algún tipo de suceso catastrófico…

Nuevas teorías… ¿qué va a pasar?

Como dije antes, las teorías están servidas. Y aunque no se sabe a ciencia cierta, en este pequeño espacio quisiera compartir mis impresiones. Desde el principio dejé claro que las similitudes entre Sakura y Akiho eran más que evidentes; no solo físicas, sino también en personalidad e incluso en el propio apellido. Para mí la identidad de la figura misteriosa siempre había sido clara: Akiho; aunque después de este episodio vuelvo a tener dudas. ¿Será que quien se oculta detrás de esa extraña túnica es la verdadera Akiho y la que conocemos es solo… un reflejo? Recordemos que Kaito parece querer salvar o proteger a su ama… ¿Y si está intentando «revivirla» a través de Sakura? Quizás suene muy loco, pero podría tener sentido.

Las nuevas cartas serían una forma de, digamos, liberar el poder de Sakura y conseguir salvar a Akiho. Así tendría sentido que Kaito quisiera que se capturen las cartas transparentes. Y, además, de ser cierto que Sakura fuese una especie de «sacrificio» explicaría perfectamente por qué los que conocen la situación no han dicho nada aún. ¿Por qué? Porque si Sakura supiese que es la clave de todo, se sacrificaría sin dudarlo, ¿no creéis? Al menos, yo pienso que es una posibilidad bastante probable y, personalmente, me encantaría sufrir en mis carnes ese drama. Solo quedan dos semanas para llegar al final.

P. D.: Sigo pensando que esta serie tendrá una segunda temporada. Teniendo en cuenta lo que queda y que la historia sigue de forma más o menos fiel el manga, ¡no me cabe duda! Aunque nunca se sabe, pero tengo esperanzas.

Disponible en el canal de YouTube de Selecta Visión

Os recordamos, como siempre, que la serie puede verse gratuitamente a través del canal en YouTube de Selecta Visión. Finalmente os dejamos con un link por si queréis echarle un vistazo a todos los análisis publicados de la serie en la web. ¡Nos vemos la semana que viene!

[Total:2    Promedio:5/5]