‘Cardcaptor Sakura: Clear Card’: análisis episodio 1

Analizamos el primer episodio de 'Cardcaptor Sakura: Clear Card', secuela licenciada en España por Selecta Visión

938
0
Compartir

Llega la esperada secuela de Cardcaptor Sakura

Cuando parecía que la esperada continuación de Sakura, cazadora de cartas no llegaría a España, Selecta Visión nos sorprendió. El día antes de Reyes Selecta anunció la licencia a modo de regalo por adelantado. No solo eso, la distribuidora anunció que emitiría los episodios de Cardcaptor Sakura: Clear Card en simulcast gratuito en su canal de YouTube. Así, nos llegó el primer episodio, que, por cierto, podéis ver con subtítulos en español aquí.

Antes de comenzar este análisis, hay que dejar clara una cosa sobre quien escribe estas líneas. Nuestro redactor no ha leído el manga en el que se basa la serie. Los motivos son bastante simples. El primero es que no hay forma de leerlo legalmente; aunque sabemos que Norma Editorial traerá el manga a España durante este 2018. La segunda es que así los análisis sean lo más frescos y espontáneos posibles. Que todo se vea a través de alguien que, simplemente, ha visto la serie de los 90 y ve la evolución de la serie actual.

Por supuesto, el análisis tendrá spoilers, así que si no quieres destripes argumentales —o de cualquier clase—, ve el episodio antes de leer estas líneas. Sin más dilación, ¡vamos allá!

Comienza la nueva aventura…

Cardcaptor Sakura: Clear Card es, como ya hemos dicho, una secuela directa del anime clásico Cardcaptor Sakura. La historia nos vuelve a poner en la piel de Sakura Kinomoto, quien comienza su primer año de instituto. El inicio del episodio, de hecho, nos hace un breve repaso cómico con Kero y Spinel. Esta recapitulación nos da paso al opening, el cual cuenta con una melodía pegadiza y unas imágenes oníricas y cómicas reminiscentes de la serie clásica. Aunque es pronto para decirlo, para este redactor, el opening no está a la altura de los antiguo. Eso sí, quizás el tiempo y el reposo ayuden a cambiar esta primera impresión.

… Y parece que nada ha cambiado

Este primer episodio, como no podía ser de otra forma, funciona como una máquina de nostalgia total. Los creadores lo saben y es por eso que hay aprovechado los medios a su alcance sin llegar a forzar un fanservice innecesario. Al opening le sigue el comienzo real del episodio, donde acompañamos a Sakura desde que se levanta hasta que se dirige al instituto. Durante su recorrido, iremos viendo cómo han cambiado personajes como Tōya o Tomoyo, así como su relación con Sakura —la cual apenas se ha modificado un ápice—.

Cardcaptor Sakura Clear Card

Varios minutos después llegamos a uno de los momentos álgidos: el reencuentro de Sakura y Syaoran —Xiao Lang—. Bañados en pétalos de sakura y con un precioso tema musical de fondo —sacado del tercer opening, uno de mis favoritos, debo decir—, vemos que Syaoran ha regresado de Hong Kong para estar con Sakura para siempre. El romántico momento se ve arruinado por Tomoyo, que no puede evitar grabar la escena, para variar. Sin embargo, la relación de Sakura y Syaoran parece no haber cambiado desde la última vez. Incluso es mucho más «pastelosa» que nunca. El joven hongkonés se muestra muy cariñoso con la protagonista, además de bastante más maduro de lo que vimos en la serie original.

Cardcaptor Sakura Clear Card

Llega el conflicto: las cartas trasparentes

No obstante, no todo es de color de rosa. La calma en la que Sakura se ve inmersa queda perturbada con un extraño sueño en la que la joven se ve a sí misma rodeada de cartas trasparentes y frente a una extraña figura encapuchada. Cuando despierta, Sakura siente una extraña sensación y confirma sus sospechas: las cartas ya no están; o mejor dicho, se han vuelto trasparentes.

Cardcaptor Sakura Clear Card

Es entonces cuando, de nuevo, retomamos un camino bastante similar al de la serie original: las cartas desaparecen, toca capturarlas de nuevo. Sin embargo, en este caso, el enfoque es algo diferente. Sakura ya no es una niña indefensa y tiene aliados en los que apoyarse, de modo que el conflicto planteado puede ser llevado a niveles muy interesantes. Esto, por supuesto, es solo una suposición, ya que los veinte minutos de este primer capítulo no dan para mucho más.

Animación sobresaliente, música nostálgica

La animación, por su parte, es ciertamente buena. El estudio Madhouse nunca decepciona, y visto el primer episodio, está más que claro que han hecho justicia. Además, la serie adapta el diseño de los personajes al estilo CLAMP moderno, lo cual supone un cambio fresco y, cuando menos, curioso para el fan del cuarteto manga. El apartado musical, igualmente, es más que decente. Tiene algunos temas nuevos, aunque es innegable que han tirado por el camino más nostálgico. Muchos temas musicales son —prácticamente— idénticos a la serie de los 90.

Cardcaptor Sakura Clear Card

El capítulo llega a su fin con un enfrentamiento, la obtención de una llave nueva y la captura de la primera carta. Como si de un déjà vu se tratase. El episodio termina y cómo no, nos quedamos con ganas de más, mucho más. Mención «especial» merece el ending. No por su musicalidad —tranquila, alegre y muy en la línea de la franquicia—, sino por su animación. El ending rompe casi por completo con parte de la estética de Cardcaptor Sakura Clear Card, con colores más simples y líneas de dibujo no tan definidas como las del resto del capítulo.

Conclusión

Aparte de su algo desubicado tema de clausura, este primer episodio supone un paso firme para lo que sera esta nueva serie. Una secuela que apuesta fuerte en todos los aspectos y que robará el corazón de espectadores nuevos y veteranos. Ojalá sepan mantener el nivel y ofrecernos una secuela digna sucesora.

[Total:3    Promedio:4/5]