Análisis: ‘El viaje de Chihiro’ (2001)

Análisis en profundidad de un clásico de Studio Ghibli

1689
0
Compartir

El viaje de Chihiro

El viaje de ChihiroTítulo: El viaje de Chihiro (Sen to Chihiro no kamikakushi)

Género: Aventuras, fantasía y drama

Estudio: Studio Ghibli

Director: Hayao Miyazaki

Formato: Película, 125 minutos

Fecha: 20 de julio, 2001 

Prólogo

Studios Ghibli es veterano en el mundo de cine de animación. Entre otras cosas, podríamos destacar varias de sus ya míticas películas. Mi vecino Totoro (1988), La tumba de las luciérnagas (1988), El castillo ambulante, La Princesa Mononoke (1997) podrían ser algunos de muchos ejemplos. Su camino en el mundo animado comenzó con Nausicäa del Valle del Viento (1984), quien le daría a Ghibli un prestigio asentado posterirmomente con los títulos mencionados anteriormente.

La dirección estuvo en manos del famoso director Hayao Miyazaki hasta 2013, año en el que anunció su retirada.  Miyazaki es conocido por llevar el guion y la dirección de muchas películas de Studio Ghibli; El viaje de Chihiro es un ejemplo perfecto.

En las profundidades de Ghibli

El viaje de Chihiro nos plantea varios temas morales para concienciarnos de ciertas ideologías; es típico de Ghibli. No es ni la primera ni la última película que utiliza recursos un tanto infantiles para criticar hechos reales propios del pensamiento adulto. Estos temas pueden ser desde bélicos (como La Tumba de las Luciérnagas o El Castillo Ambulante entre otras) hasta metáforas para explicar los cambios de una persona. El hecho de que junten estos recursos con escenarios y personajes fantásticos algunos cercanos a leyendas y criaturas del folclore japonés puede ser la razón que explique el éxito de Studio Ghibli, entre otras.

Con este filme en concreto, Miyazaki criticó la sociedad desde el punto más creativo que jamás nadie ha hecho. En este momento, aviso a quienes no hayan visto la película que abandonen… Esta entrada contiene muchos spoiler.

El viaje de Chihiro
Uno de los múltiples escenarios en los que se desarrolla la historia

Introducción

El trasfondo y el verdadero mensaje de El viaje de Chihiro puede no hacerse presente a primera vista debido a su ambigüedad. Quizá por ello, se la puede considerar como una de las pocas películas que merecen la pena ver en diferentes etapas de una vida. Solo por el hecho de que en cada una de ellas el espectador tiene el placer de comprenderla de una manera distinta. En mi caso, El viaje de Chihiro ha estado acompañándome durante gran parte de mi niñez. A día de hoy, sin embargo, sigue siendo una de mis películas de culto… y más después de entenderla al completo.

Pese a que se ha aceptado y simplificado que la base del argumento es la odisea de una niña en un mundo completamente fantástico, hay una realidad muchísimo más profunda. Como he dicho antes, se trata de una metáfora elaborada. Para ser más clara, la intención de Miyazaki era caracterizar mediante recursos, criaturas e historias fantasiosas  el cambio de la niñez a la adultez protagonizado por Chihiro.

El mensaje de la película

El viaje de Chihiro
Véase vías del mítico y simbólico tren de El viaje de Chihiro

Este punto se entenderá mejor con una explicación respecto al titulo en japonés: Sen to Chihiro no kamikakushi (せん と チヒロ の かみかくし). En español es, literalmente, La desaparición espiritual de Sen y Chihiro. A estos personajes los analizaré con más detalles después.

El uso de ciertas palabras en el título refuerzan este pasaje creando incluso una interpretación bastante curiosa. «Kamikakushi» por ejemplo, hace alusión a lo oculto por los dioses; su lectura sería parecida a un veredicto de muerte social en este mundo. De este modo, además, se cumplen las intenciones críticas de Hayao Miyazaki. Asimismo, si os he comentado todos estos tecnicismos, es para entender bien este análisis. De hecho, es necesario comprender antes con qué tipo de trasfondo estamos tratando.


Planteamiento

Todo comienza con la imagen de una familia durante un trayecto en coche y en plena mudanza. La familia está formada por Chihiro y sus dos padres, quienes comentan con desinterés los planes que tomarán a partir de ese instante.

En un momento determinado, el padre de Chihiro decide desviarse de su ruta y adentrarse en lo que él suponía como un atajo a pesar de las múltiples quejas de su hija. Una vez se da cuenta de que ese camino deshabitado y lleno de árboles y arbustos finaliza en la entrada de un túnel, decide precipitarse en su interior seguido de su mujer.

Chihiro, por su parte, se mantiene impasible en esta escena. Se niega a cruzar el túnel, pues es precavida y presiente que algo anda mal. El problema es que al verse sola en la entrada junto a una estatua que le causa miedo… cede. Finalmente, les sigue, pero con la idea de que se marcharán cuanto antes. En este punto comienzan las metáforas arquetípicas hacia el otro mundo; un túnel es la mejor manera de justificar el camino que ha de seguir una persona para adentrarse en su propio interior. En este caso, Chihiro deja atrás su niñez, cobardía e inseguridad. De este modo, comienza a percatarse de los matices que un adulto debe sobrellevar.

El viaje de Chihiro
Secuencia de la escena mencionada

La historia tras la ficción

El túnel, vacío y claramente abandonado, les lleva a un prado completamente apartado y lleno de flores. La única que parece advertir el hecho de que han ido demasiado lejos es Chihiro; sus padres están absortos en sus superficiales pensamientos. Cuando nuestra protagonista empieza a estar ansiosa por regresar, divisan una ciudad a los lejos. Comprobando que dicha ciudad está completamente abandonada, los padres de Chihiro se empeñan en visitarla a fondo.

Cuando la noche amenaza con caer, descubren un restaurante en cuya barra hay comida de todo tipo a grandes cantidades. Con la excusa de que por todo cuanto coman pagarán después, sus padres se sientan y dan comienzo a una catarsis en la que se explayan comiendo con ímpetu e incluso con una ansiedad malinterpretada.

Chihiro, asustada, decide detenerles. Pero consigue  darse cuenta que es en vano. Cuando la invitan a comer junto a ellos, se marcha enfadada. Sin embargo, cuando empieza a anochecer, se encuentra con un chico más o menos de su edad: Haku. Este, sorprendido por su presencia, le dice que debe irse ya que no pertenece al lugar y corre peligro.

Chihiro

La reacción de la joven, completamente normal, es huir del lugar donde se encuentra con Haku; del mismo modo, comienza a buscar a sus padres  mientras ve como su mal presentimiento se hace real.

A medida que sus pasos se aligeran y la oscuridad reina el ambiente, la ciudad empieza a cobrar vida haciendo emerger a criaturas semejantes a fantasmas, lo cual incrementa su preocupación. Tras haber contemplado todo cuanto sus ojos podían creer, llega al restaurante donde antaño sus padres habían estado comiendo. Para mayor sorpresa, se encuentra con que sus padres se han convertido en cerdos: han sido castigados por su egoísmo terrenal y su gula. El significado que le otorgo a esto es que «todos tus pecados serán pagados tarde o temprano», y en esta situación no cabe duda de que así es.

El viaje de Chihiro
Véase Chihiro y Haku

El viaje sigue

Anonadada, Chihiro huye del lugar con ánimos de esconderse y refugiarse en un mundo interior; no servirá de nada. Todo se complica aun más, si se puede decir, cuando se da cuenta de que su figura empieza a desparecer. Puede que el significado de este momento sea simple, pero me gustaría creer que las intenciones que Hayao Miyazaki intentaba representar son las mismas que yo interpreto, pero… Es tan subjetivo que no me atrevo a decir que sea así con certeza, aunque desde mi punto de vista es lo más lógico.

Chihiro, sucumbiendo al miedo y a la tristeza, asume que está sola en un mundo completamente disparatado. Todo cuanto le rodea son fantasmas, ¿y qué va a hacer? ¿Qué o quién le asegura que todo aquello es real o que ella…? O que ella no es un espíritu más.

Pero repentinamente, Haku aparece de nuevo. Este le da un caramelo que impide su desaparición, creando una de la mejores escenas de la película entera: cuando Chihiro no puede dar crédito a que alguien le haya dado la seguridad que necesitaba para creer que estaba viva y que era humana. Es más, quizá ese caramelo era una simple tapadera sin poder alguno para que Chihiro confiara y no perdiera la esperanza…

Crítica

Se puede decir, que la crítica social comienza a partir de aquí. Haku, decidido a ayudar a Chihiro, la lleva a un centro de aguas termales donde le promete que le asignara un techo y protección. Pero   de forma clandestina, ya que los humanos en ese mundo son por alguna razón discriminados. Para servir de distracción, Haku se lanza literalmente a por los guardas y le dice a Chihiro que busque refugio donde su amigo Kamaji está.

Kamaji, junto a dos personajes más de los que hablaré ahora, presenta una distinción la cual es su figura como representación de los valores y sentimientos humanos. Dicho valor nos muestra su esfuerzo y su completa dedicación a su trabajo, que consiste en calentar las aguas del establecimiento. Esto da pie a una interpretación digna para el personaje: Los esfuerzos y las intenciones de las personas siempre son importantes y necesarias por muy pequeñas o malas que a simple vista nos parezcan.

Al llegar a las calderas tras muchos traspiés, Chihiro es aceptada por Kamaji para trabajar en el lugar muy a regañadientes. Tras mucho esfuerzo por parte de la niña y la aparición de Lin, quien representa en su forma humana al esfuerzo y al sacrificio, le lleva a ver a Yubaba. La bruja que gobierna ese mundo. Ambas, junto a Haku, Chihiro y Kamaji formarían el colectivo que en esta película exalta los méritos humanos, completamente distintos entre sí.

El viaje de Chihiro
Véase Kamaji

La mente humana

Tras ver la vida nocturna del balneario, el espectador se puede hacer una idea clara de que representa: la mente humana. Si nos paramos a pensar, todo encajaría gracias a la cantidad de argumentos a favor de esta teoría. Los personajes estresados por el trabajo, y preocupados por los intereses materiales del hombre serían una clara efigie de los pensamientos diarios que nos dominan.

El viaje de Chihiro
Véase Yubaba y Chihiro

La conquista más difícil a la que nos hemos de afrontar es a la de uno mismo, y Chihiro logra descubrirlo al conocer a Yubaba, quien representa al ego, la envidia, el odio… La egoísta bruja, roba los nombres de aquellos quienes representan una amenaza para ella. Una forma bastante cruel para que olviden quienes son y vivan eternamente bajo sus garras como es en el caso de Haku. Por suerte, Chihiro siempre se acuerda de su nombre a pesar de que Yubaba le apoda Sen, he ahí la referencia del título. Este hecho, es posible gracias a Haku quien le da un hoja con su nombre escrito y le confiesa que se conocieron tiempo atrás y que jamás la olvidó.

Chihiro tarda en acostumbrarse al extraño horario de los baños termales, ya que debido a la actividad nocturna los habitantes de ese mundo descansan durante el día. ¿Conocéis la sensación de sentirse ligero y desdichado mientras el sueño os mece profundamente? Precisamente esa sensación quería crear Hayao Miyazaki al hacer que Yubaba cada mañana, cuando todos habían logrado conciliar el sueño, abandonara los baños termales para surcar los aires convertida en pájaro. Simbolizando que las malas emociones que nos atormentan despiertos, dormidos se pueden ir volando…

Una enseñanza…

Más tarde, un espíritu que representa al río aparece en los baños hecho un adefesio y lleno de barro. Al principio se le trata mal debido a que tiene mal aspecto. Sin  embargo, tras ser limpiado por Sen consigue deshacerse de todos los trastos y porquerías que tiramos al río. Una enseñanza de lo que no hay que hacer. El limpio y reluciente Dios del río, recompensa a Sen con una bola mágica. Esta le concede un deseo: hacer que sus padres vuelvan a la normalidad.

Tras lo ocurrido, Sen es la encargada de atender a otro cliente: un espíritu con careta invitado  a la casa de baños. Este tiene el poder excepcional de generar pepitas de oro, las cuales va regalando a los sirvientes. Estos se desviven por atender al susodicho, pues quieren más oro. Debido a esto, el espíritu va engullendo toda la comida que le ofrecen por pura el deseo de obtener más oro. Poco a poco se hace más grande. Finalmente, se descontrola y comienza a comerse a los empleados.

El viaje de Chihiro
Véase el ser con máscara

Historia con significado

Sen siente mucha pena por él y la da la mitad de su bola mágica. Finalmente vuelve a su forma original vomitando a toda la gente que se ha comido. Todo el proceso de este espíritu representa la falta de autocontrol que muchas veces tenemos y las consecuencias y efectos colaterales que esta puede presentar.

Mientras tanto, Haku roba un talismán a la bruja hermana gemela de Yubaba y su completa opuesta. Al contrario del odio desu hermana, esta irradiaba generosidad, amabilidad y bondad. La hermana convierte en los aposentos de Yubaba a su bebé en un ratoncito y al malévolo pájaro en una simple mosca sin que Sen sepa que es ella. Así da a entender que para frenar los impulsos infantiles es necesario un castigo.

Haku, en su forma de dragón está herido de gravedad y Sen envuelta en una situación de completa presión decide darle su otra mitad de la bola mágica, y buscar a la hermana de Yubaba para devolverle el talismán. Así pues, parte con el ratoncito, la mosca y el espíritu enmascarado en busca del paradero de la hermana de Yubaba.

Desenlace

El viaje de Chihiro
Véase Chihiro, el espíritu enmascarado, el ratoncito y la mosca durante su travesía en el tren de los fantasmas

Sen parte al otro lado del río, en un tren en el que todos sus pasajeros son fantasmas. Fantasmas con cuerpo, trajes, y forma humana, aunque carecen de rostro. Posiblemente, estos eran personas que nunca recuperaron su nombre, robado por Yubaba… O simplemente se habían quedado atrapados en el paso de la niñez a la madurez.

Finalmente, cuando llegan a casa de la hermana de Yubaba, le devuelven el talismán. Entonces aparece Haku en su forma —sano— de dragón. Tras esto, lleva a Sen de vuelta al pueblo de Yubaba.

Todo ha sido…

Mientras Haku surca el cielo, Sen le dice que recuerda haberse bañado en un río de pequeña en el que casi se ahoga. Le dice el nombre del río y Haku lo recuerda, siendo el suyo y recuperando así su verdadero nombre. Tras ello, se libra de la maldición de Yubaba y recupera su forma humana. Esto representaría el momento en el que dominamos nuestras emociones, adquirimos sabiduría y conseguimos encontrarnos a nosotros mismos.

El viaje de Chihiro
Véase la escena en la que Haku ‘muta de piel’ dejando atrás su forma fantástica

Cuando regresan al pueblo, Yubaba tiene una prueba preparada para Chihiro. Tiene que reconocer a sus padres entre varios cerdos para poder librarlos de la maldición. Chihiro le dice a Yubaba que no están entre esos cerdos y finalmente son convertidos de nuevo en humanos. Así consigue liberar a todos los pensamientos del ego y aquel egoísmo terrenal que nublaba su destino.

Sus padres la esperan frente a la puerta del túnel sin recordar nada. Antes de reunirse con ellos se despide de Haku, afirmando que se volverán a ver. Chihiro finalmente abandona el lugar, saliendo al bosque. Allí se encuentra su coche lleno de polvo y rodeado por las plantas que han crecido durante ese tiempo.

El viaje de Chihiro

Todo ha sido real.