Análisis: The Red Strings Club

Analizamos la nueva entrega de Deconstructeam

133
0
Compartir

Un videojuego sobre la hipocresía humana

The Red Strings Club es un videojuego desarrollado por Deconstructeam, también desarrolladores de Gods will be watching. Hoy lo analizamos.

 Para crear este videojuego se han inspirado en:

Estéticamente:  Psycho Pass, Burning Chrome, Deus Ex, Death Parade y Midnight Diner.

Filosóficamente: Zen and the Art of Motorcycle Maintenance, Mr Robot, Viaje al Instinto (Eduard Punset) y Play Anything (Ian Bogost).

The Red Strings Club

The Red Strings Club es una experiencia narrativa cyber-punk. Que nos hablará de cómo nuestros tres protagonistas principales (Brandeis, un hacker neuronal; Donovan, un broker de información y barman del Red Strings Club y Akkara, una androide con un pequeño corazoncito) lucharán por derrumbar una gran corporación con intenciones de hacer mejor el mundo, o dominarlo. Según como lo veas. Y es que en este título las decisiones que tomas importan, y mucho. Ya que hay varios finales.

Mecánicas de juego

El juego avanza de una manera curiosa. En todo momento nuestro objetivo es acabar con Super Continent. Ya que claro, quieren manipular los sentimientos de la gente. Y eso es inaceptable! Pero la cuestión no es esa…

El juego se basa en 3 mecánicas principales. Con Donovan prepararemos cócteles basándonos en las emociones de nuestro cliente con la intención de sonsacarle información. Con Brandeis nos haremos pasar por otras personas al teléfono para sonsacar más información. Y por último, Akkala instala implantes en pacientes, como si de alfarería se tratase, para modificar algún rasgo de su carácter.

The Red Strings Club coctelería

Peeeeeeeero… Esto no debería estar mal según la ética del juego? ¿Estamos ante un nuevo caso de la famosísima disonancia ludo-narrativa? Si no sabes lo que es te recomendamos este artículo.

Conclusiones

En Twitter hay diversas opiniones… Pero, desde mi punto de vista, esto no es ninguna disonancia ludo-narrativa. Esto está hecho a propósito. Para hablarnos de la hipocresía humana, de cómo nos parece horrible que Super Continent quiera manipular a toda la población pero, cojonudo manipular a la gente con licores o haciéndonos pasar por otras personas al teléfono. No viene a ser lo mismo?

Y el juego no nos habla tan solo de la hipocresía humana. También de la felicidad, el amor y la libertad. De hecho es gracias a esto que The Red Strings Club marca la diferencia entre una buena experiencia narrativa y una mala. Este videojuego es de los que hacen pensar. De esos que antes de tomar una decisión te lo piensas dos veces, te frotas los ojos, vas al lavabo y cuando vuelves haces click pensando, venga va que sea lo que Dios quiera.

Apartado gráfico:

Gráficamente se trata de un pixel art con un rollo cyber-punk y una paleta de colores realmente amplia. Es evidente que el pixel art está de moda pero The Red String Club se adapta a la perfección a este y se culmina con su increíble estética cyber-punk que pega a la perfección con el argumento.

Puntos positivos y negativos:

Positivos:

  • El juego nos hace pensar e incluso filosofar.
  • Distintos finales.
  • Buena banda sonora.
  • Mecánicas innovadoras.
  • La estética y su píxel art.

Negativos:

  • Duración escasa.

“Encuentra aquello que te pone y hazlo.”
[Total:9    Promedio:4.8/5]